Publicidad

Las personas afectadas de la variante humana del ‘mal de las vacas locas’ podrían ser más de las previstas

El número de personas afectadas de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (vECJ), la variante humana de la encefalopatía espongiforme bovina, popularmente conocido como ‘mal de las vacas locas’, podría ser muy superior a lo previsto, según las conclusiones de un estudio que publica The Lancet. Según esta investigación, el número de afecciones podría crecer significativamente debido a que pueden pasar más de 50 años desde que se produce el contagio a través de priones, hasta que se manifiesta la enfermedad.