Publicidad

“Hijo, esto es un preservativo”

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

 Los programas que recomiendan el uso del preservativo y advierten sobre los peligros del consumo de alcohol y tabaco deberían empezar a impartirse en las escuelas “cuando el niño cumple los cinco o seis años”, según el director del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el español Josep Figueras. El especialista entiende que sólo comenzando a educar “en edades tempranas” se logran los objetivos de la política de prevención y promoción de la salud que recomienda su organización.

Según este experto, la inversión “apropiada y efectiva” en políticas de prevención puede mejorar la economía de un país además de la salud de sus ciudadanos. “No obstante, hay que ser muy cautelosos a la hora de decidir qué intervenciones van a tener ese impacto en nuestra salud y en la economía, ya que en los sistemas sanitarios de los distintos países hay muchas intervenciones que no son costo-efectivas, sino que pueden incluso ser dañinas para la población”, advirtió.

Así mismo, Figueras valoró “muy positivamente” lo avanzado en España en relación con la regulación del tabaco y alabó el “papel de liderazgo” desempeñado “no sólo en España, sino en toda Europa” por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, quien puso en marcha una de las primeras legislaciones sobre esta materia que han aparecido en Europa y a la que Figueras calificó de “dura pero apropiada” hacer frente al tabaquismo.

Publicidad

El representante de la OMS, se refirió también al problema de la obesidad que, en el caso concreto de España, consideró que “no es tan importante” como los surgidos en los países del norte de Europa porque “contamos con la dieta Mediterránea”. En este sentido, resaltó la necesidad de que desde la OMS y la Unión Europea (UE) sigan trabajando y “presionando” a la industria para regular el etiquetado de los alimentos y que este sea más específico para que la población “sepa realmente lo que está comiendo”. También aboga por subvencionar los productos saludables, que en la mayoría de las ocasiones “son los más costosos”, y analizar el contenido de los alimentos preparados, campo en el que la OMS ya está avanzando.

Así mismo, Figueras hizo hincapié en la obesidad entre los niños y aseguró que el acceso de los menores a las máquinas de bebidas azucaradas y bollos o su alimentación en los comedores escolares “debería también ser regulada” en todos los países de la UE.

Fuente:www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad