Publicidad

Sanidad española impulsa el preservativo femenino

Nuevo condon femenino de nitrilo

“Este preservativo supone un avance hacia la autonomía y la toma de decisiones propias de la mujer sobre su salud sexual y reproductiva”, ha manifestado Carmen Amela, directora general de Salud Pública y Sanidad Exterior, en la presentación de una campaña para la promoción del preservativo femenino.
“Aunque este anticonceptivo puede provocar una sensación inicial de desagrado que inhiba la voluntad de probarlo, es fundamental hacer una llamada a la sociedad para que se lance a usarlo”, ha subrayado Amela.

El condón femenino, “de utilidad para todas las mujeres y sus parejas” según Tomás Hernández, secretario del Plan Nacional sobre el Sida, ayudará a prevenir las ITS, como el VIH, y los embarazos no deseados. Además, dotará a la mujer de más autonomía para el control de su fertilidad y sexualidad.
Entre sus particularidades destacan su fabricación a base de nitrilo (lo que beneficia a las personas alérgicas al látex), su mayor resistencia respecto al preservativo masculino, así como su alta lubricación (lo que puede ser una solución para algunas mujeres).

Los adolescentes varones asumen más riesgo en las relaciones sexuales que las chicas

Los varones son menos precavidos que las mujeres a la hora del sexo

El 30,5% de los alumnos de 14 a 16 años manifestaba haber tenido una relación sexual (33,6% de los chicos; 27,4% de las chicas). El 73% de estos estudiantes sexualmente activos reconocía haber tenido alguna relación sexual de riesgo. Específicamente, un 82,3% de los chicos frente a un 63% de las chicas.

Un ejemplo lo encontramos en el número de parejas sexuales. El 36,2% de los chicos reconocía haber mantenido relaciones con tres o más personas diferentes, porcentaje que se reduce al 17,5% de las chicas.

En el uso del preservativo, los varones son menos precavidos, aunque tanto ellos como ellas utilizaban el condón de forma generalizada como método anticonceptivo (84,2% frente al 86,7%). Tan sólo el 37,4% de los chicos había rehusado mantener relaciones sexuales sin protección, mientras que el 60% de las chicas sí había adoptado esa actitud de rechazo.

Un 43% de las usuarias de contracepción de emergencia son reincidentes

La media de edad de las usuarias es de 21 años

Un nuevo estudio, realizado por profesionales de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFIC), analiza la aplicación del protocolo de contracepción de emergencia en un área básica de salud rural de cerca de 10.000 habitantes.
Este estudio, realizado durante un período de más de cinco años (entre el 30 de septiembre de 2004 al 31 de diciembre de 2009) en un Área Básica de Salud Rural de las comarcas de Tarragona y que dispone de servicio de Atención Continuada, tiene como objetivo conocer la aplicación del protocolo de contracepción de emergencia, y mejorar la salud sexual mediante la educación.

El total de mujeres atendidas fue de 215, con una edad media de 21 años. El 57% era la primera vez que era atendida en el Servicio de Atención Continuada para contracepción de emergencia, mientras que un 43% de las usuarias eran reincidentes.

El uso de preservativo se asocia con un riesgo reducido para contraer herpes genital

El preservativo disminuye la posibilidad de contagiarse de herpes genital

El uso del condón se asocia con un riesgo reducido para contraer virus herpes simple tipo 2, de acuerdo a un reporte basado en un pool de datos de estudios previos que se publica en la edición del 13 de julio del  Archives of Internal Medicine, uno de las publicaciones de JAMA/Archives journals.

Herpes simplex virus 2 (HSV-2) causa herpes genital una infección viral de por vida, crónica. Aunque estudios indican que el uso de preservativo reduce el contagio de HIV y otras enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y gonorrea, la efectividad en prevenir la transmisión de HSV-2 a través del uso del condón es menos cierta, de acuerdo a la investigación de este artículo. 

Los jóvenes usan preservativo menos de lo que dicen

Adolescentes y adultos jóvenes usarían menos de lo que dicen el preservativo durante las relaciones sexuales, según reveló un nuevo estudio. Un grupo de investigadores halló que entre 715 mujeres afroamericanas jóvenes, muchas de las que dijeron haberlo empleado no lo hicieron.

Un tercio presentaba ADN de semen en sus muestras de fluido vaginal. Los resultados tienen implicaciones para la salud sexual de las personas jóvenes, así como también para los análisis sobre el tema, indicaron los expertos. Los estudios que usan tanto informes personales como mediciones objetivas del uso de condones ofrecerían un panorama de la conducta sexual de los jóvenes y los riesgos de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), según el equipo, dirigido por Eve Rose, de la Emory University en Atlanta.

Preguntas frecuentes acerca de los métodos anticonceptivos

¿Cuál es el mejor método anticonceptivo (o contraceptivo)?
Todas las mujeres y los hombres deberían tener el control sobre si desean ser padres y cuándo lo serán. No es fácil tomar decisiones acerca del control de la natalidad o la contracepción; hay muchas cosas en qué pensar. Conocer los métodos anticonceptivos que usted o su pareja pueden usar para evitar el embarazo, y hablar con el médico son dos buenas formas de comenzar.

“Hijo, esto es un preservativo”

 Los programas que recomiendan el uso del preservativo y advierten sobre los peligros del consumo de alcohol y tabaco deberían empezar a impartirse en las escuelas “cuando el niño cumple los cinco o seis años”, según el director del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el español Josep Figueras. El especialista entiende que sólo comenzando a educar “en edades tempranas” se logran los objetivos de la política de prevención y promoción de la salud que recomienda su organización.

Según este experto, la inversión “apropiada y efectiva” en políticas de prevención puede mejorar la economía de un país además de la salud de sus ciudadanos. “No obstante, hay que ser muy cautelosos a la hora de decidir qué intervenciones van a tener ese impacto en nuestra salud y en la economía, ya que en los sistemas sanitarios de los distintos países hay muchas intervenciones que no son costo-efectivas, sino que pueden incluso ser dañinas para la población”, advirtió.