Publicidad

Las frutillas reducen el colesterol

El consumo de frutillas disminuyó los niveles de colesterol malo y triglicéridos

Diversos estudios ya habían demostrado la capacidad antioxidante de las frutillas, pero ahora investigadores de la Universidad Politécnica delle Marche (UNIVPM, Italia), junto a colegas de las universidades de Salamanca, Granada y Sevilla, han realizado un análisis que revela como estos frutos también ayudan a reducir el colesterol.

El chocolate no engorda

Estos resultados fueron independientes del sexo, edad, madurez sexual, ingesta energética total, ingesta de grasas saturadas, fruta y verdura, consumo de té y café y actividad física

La revista Nutrition publicó un estudio, realizado por expertos de la Universidad de Granada (UGR), en el que analiza cómo influye el consumo de chocolate en los niveles de grasa total (la grasa acumulada en todo su cuerpo) y central (abdominal).

Este trabajo, que desmonta la vieja creencia de que comer chocolate engorda, tomó como muestra a los adolescentes que participaron en el estudio HELENA (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence), que analiza los hábitos alimentarios de los jóvenes de nueve países europeos.

La dieta mediterránea se relaciona con una mejor movilidad del esperma

vegetales

Investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) han participado en un estudio, presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva en Orlando (EE UU) y liderado por expertos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (EE UU), que analiza cómo los patrones dietarios en los hombres se relacionan significativamente con una movilidad espermática mayor.

El objetivo de este trabajo fue estudiar las asociaciones entre los patrones dietarios y los parámetros seminales en varones jóvenes sanos. Los participantes eran voluntarios que estaban realizando sus estudios universitarios en Rochester (EE UU) entre 2009 y 2010. El estudio, el primero que se realiza en jóvenes varones sanos, incluyó a 188 varones para los que se obtuvieron todos los parámetros espermáticos y los patrones dietarios mediante un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos (CFA) estandarizado.

Hacer ejercicio ayuda a comer sano

La actividad física parece tener una función facilitadora de conductas alimentarias encaminadas al seguimiento de una dieta sana

Los datos de estudios epidemiológicos sugieren que la tendencia a seguir una dieta sana y a realizar cantidades de ejercicio físico adecuado suelen coexistir en el mismo individuo. Además, el aumento en los niveles de actividad física suele asociarse a una mejoría en paralelo de la calidad de la dieta.

“Conocer la interacción entre la práctica de ejercicio y una dieta sana mejoraría las estrategias preventivas y terapéuticas para la obesidad, al potenciar los esquemas actuales de abordaje y tratamiento”, explica Miguel Alonso Alonso, investigador de la Universidad de Harvard (EE UU) que ha publicado un trabajo de recopilación bibliográfica sobre esta cuestión en la revista ‘Obesity Reviews’.

El ejercicio aporta beneficios como el aumento de la sensibilidad a las señales fisiológicas de saciedad, lo que influye en un mejor control del apetito, pero también modifica las respuestas hedónicas a los estímulos de comida. Por tanto, los beneficios se podrían dividir en aquellos que ocurren a corto plazo –de predominio metabólico–, y los que aparecen a largo plazo –de predominio conductual–.

Explican el efecto ‘yo-yo’ en las dietas de adelgazamiento

Las personas con niveles más altos de leptina y más bajos de grelina son más propensas a recuperar los centímetros perdidos.

Si su objetivo es perder los kilos ganados estas navidades, quizá le interese saber que las hormonas relacionadas con el apetito desempeñan un papel importante en la recuperación del peso después de una dieta de adelgazamiento. Un nuevo estudio afirma que las personas con niveles más altos de leptina y más bajos de grelina son más propensas a recuperar los centímetros perdidos.

Los médicos a menudo se encuentran en su consulta con pacientes que, tras seguir una dieta de adelgazamiento, en un período corto de tiempo recuperan los kilos o incluso ganan más que los que tenían antes de comenzar el tratamiento. A esto se le denomina efecto rebote o efecto ‘yo-yo’, que se observa en algunas de las personas que siguen estos programas de pérdida de peso.

Más proteínas y menos azúcares ayudan a mantener un peso saludable

El aumento moderado de proteínas y la reducción de alimentos con un alto índice glucémico ayudan a mantener una dieta saludable

El aumento moderado de proteínas y la reducción de alimentos con un alto índice glucémico -como harinas refinadas o arroz descascarillado- ayudan a mantener una dieta saludable y no recuperar los kilos perdidos. Así se desprende de una investigación en la que ha participado el catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra, Alfredo Martínez. Se trata del análisis sobre dieta más grande del mundo. El trabajo se publicó en el ‘New England Journal of Medicine’.

El estudio, que forma parte del Proyecto Diógenes (Dieta, Obesidad y Genes), es el análisis más relevante del mundo sobre el mantenimiento de peso a largo plazo tras haber seguido una dieta de adelgazamiento. En total, la investigación evaluó los hábitos de alimentación de 773 familias de ocho países europeos. Entre ellos, de España, donde el trabajo se realiza desde 2005 en el departamento de Ciencias de la Alimentación, Fisiología y Toxicología de la Universidad de Navarra.

Añadir calcio en la dieta podría ayudar a reducir peso y depósitos grasos

Es necesario incorporar alimentos que contengan calcio

Introducir una determinada cantidad de calcio por encima de las recomendaciones en la dieta de los ratones puede repercutir directamente en una menor ganancia de peso corporal y en la reducción de los depósitos grasos. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado la investigadora soriana de la Universidad de Valladolid Marta Gómez Sánchez en su tesis doctoral basada en una investigación que también analiza las repercusiones que tiene una dieta hiperlipídica suplementada con calcio sobre las características del perfil energético y mineral.

Dieta sana contra los cálculos renales

La dieta DASH es beneficiosa para riñones

Algunos ingredientes claves de una dieta diseñada para prevenir la presión arterial alta puede prevenir los cálculos renales, según un estudio que aparece en un próximo número del Clinical Journal of the American Society Nephrology (CJASN). Los resultados indican cómo los productos lácteos bajos en grasa y / o los vegetales pueden tener propiedades potentes riñón lucha contra piedra.

El Enfoque Alimenticio para Detener la Hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension o DASH), es una dieta rica en frutas, verduras, frutos secos y legumbres, productos lácteos y granos enteros y es baja en bebidas azucaradas y carnes rojas y procesadas, efectivamente reduce la presión arterial. Las investigaciones realizadas por Eric Taylor, MD (Brigham and Women’s Hospital, Harvard Medical School, y Maine Medical Center) y sus colegas también ahora sugiere que una dieta de estilo DASH reduce el propio riesgo de desarrollar cálculos renales.

Preguntas Frecuentes acerca del Síndrome de Colon Irritable

 
¿Qué es el síndrome de colon irritable (IBS)?
Algunos de los síntomas del IBS son los calambres, hinchazón, gas, mucosidad en la materia fecal, y cambios en los hábitos de evacuación intestinal. Algunas personas que padecen IBS sufren de constipación – defecación infrecuente que puede ser dura, seca y dolorosa. Otros sufren de diarrea – defecación frecuente y floja. Algunas personas tienen constipación y diarrea alternadas. A veces una persona que padece IBS tiene calambres y urgencia de mover el vientre, pero no puede hacerlo.

Según un estudio el 50% de los adultos con sobrepeso y el 33% de los obesos no tienen complicaciones en su salud

Una proporción considerable de los adultos con sobrepeso y obesos de Estados Unidos son sanos metabólicamente, mientras una proporción considerable de adultos con peso normal expresan una serie de anormalidades cardiometabólicas”, explicó la directora del estudio, Judith Wylie-Rosett. El equipo de la Albert Einstein analizó datos de 5.440 hombres y … Leer más…