Llega la 1º semana del sueño a Buenos Aires

La falta de sueño trae profundas consecuencias en la calidad de vida y en la salud de las personas.

Se llevará a cabo del 3 al 7 de diciembre 2012 e incluirá una serie de actividades recreativas para re aprender a descansar y conciliar el sueño
GACETILLA DE PRENSA
Selfishness, el siestario ejecutivo porteño pionero en Latinoamérica, y DROM – Cronobiología, soluciones científicas para el manejo eficaz del tiempo de descanso con el apoyo de los profesionales del laboratorio de Neurociencias de la Facultad de Medicina de la UCA, y CONICET, y el respaldo institucional de AHK Cámara de Industria y Comercio Argentino – Alemana, organizan la primera “Semana del Sueño en Buenos Aires”, (www.semanadelsueño.com.ar). Se trata de un evento abierto a la comunidad, único en Latinoamérica, que propone concientizar acerca de la importancia del descanso en la vida personal y laboral.

Consejos para evitar el insomnio

Es importante desconectarse 30 minutos antes y relajarse antes de ir a dormir

El estrés de nuestra vida diaria, nos lleva a que a pesar de estar cansados al momento de dormir no lo podemos hacer. La falta de sueño se asocia con déficit de atención, concentración, memoria y capacidad de concentrarse en el trabajo. También está asociado con el desarrollo de trastornos psiquiátricos como la depresión y la ansiedad, alteraciones en el funcionamiento social y ocupacional, mala calidad de vida y el aumento de los costos de atención de salud. Por lo tanto, mantener una rutina de sueño reparador es la mejor manera de asegurarse de que obtiene una noche de descanso reparador.

Estudio sugiere que los adultos sanos pueden necesitar menos sueño a medida que envejecen

los adultos sanos pueden necesitar menos sueño a medida que envejecen

Un estudio publicado en la edición del 1 de febrero de la revista SLEEP sugiere que los adultos mayores sanos, sin trastornos del sueño puede esperar a tener una reducción en la “necesidad de sueño” y tener menos sueño durante el día que los adultos jóvenes sanos.

Los resultados muestran que durante una noche de ocho horas en la cama, el tiempo de sueño total disminuyó de manera significativa y progresivamente con la edad. Los adultos mayores dormían unos 20 minutos menos que los adultos de mediana edad, que dormían 23 minutos menos que los adultos jóvenes. El número de despertares y la cantidad de tiempo despierto después del comienzo del sueño inicial aumentó significativamente con la edad y la cantidad de tiempo con sueño profundo, el  sueño de onda lenta disminuyó en todos los grupos de mayor edad. Sin embargo, aun con estas disminuciones en el tiempo de sueño, la intensidad y la continuidad, los adultos mayores muestran menos subjetiva y objetiva propensión al sueño durante el día que los adultos jóvenes.

El insomnio es malo para el corazón

El insomnio daña el corazón

No puede dormir por la noche? Un nuevo estudio publicado en la revista Sleep ha encontrado que las personas que sufren de insomnio han aumentado la presión arterial nocturna, lo que puede conducir a problemas cardíacos. La investigación, que midió la presión arterial de 24 horas de insomnes en comparación con personas con sueño normal, se llevó a cabo por investigadores de la Universidad de Montreal, sus afiliados Hôpital du Sacré-Coeur del Centro de Trastornos del Sueño Montreal y la Universidad Laval.

“Durante muchos años, el insomnio crónico puede tener efectos negativos sobre el corazón de los individuos sanos”, dice la autora principal Paola A. Lanfranchi, profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Montreal e investigadora en el Hospital du Sacré-Coeur del Centro de Trastornos del Sueño Montreal. “Mientras que el sueño disminuye la presión arterial y le da un descanso al corazón, el insomnio provoca una mayor presión arterial nocturna que puede provocar a largo plazo riesgos cardiovasculares y daños en el corazón”.

La presencia de los padres al dormir es más negativa para los niños que dormir con ellos

La presencia de los padres al dormir es más negativa para los niños que dormir con ellos

La presencia de los padres en el momento de dormir parece tener un mayor impacto negativo en el sueño de los bebés que dormir con ellos, según un estudio de la Universidad Saint Joseph de Filadelfia que se ha hecho público durante la reunión anual de la Asociación de Sociedades Profesionales del Sueño (SLEEP 2009) que se celebra en Westchester (Estados Unidos).

Los resultados indican que los niños que duermen en una habitación separada duermen más, se despiertan menos por la noche y tienen menos dificultades a la hora de dormir, se duermen antes y parecían tener menos problemas de sueño. Estas diferencias se observaron sobre todo en niños que vivían en países principalmente caucasianos y no en aquellos con predominio asiático.

La apnea de sueño aumenta los problemas cardiovasculares

Las personas que roncan presentan mayores problemas cardiovasculares, según un estudio realizado por el área de Cardiología Preventiva en el Centro Cardiovascular del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan (EE.UU.) y publicado en la edición de febrero de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Así, la investigación demostró que cuando se trató a los pacientes con apnea obstructiva del sueño el riesgo de enfermedad cardiovascular bajo considerablemente, según explica el director de Cardiología Preventiva, el doctor Melvyn Rubenfire, para quien aún “es demasiado temprano para decir si el ronquido es un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiaca”.

Los médicos de Atención Primaria, con mayor desgaste profesional, duermen peor

 Según los expertos, el burnout, o desgaste profesional, es considerado actualmente como uno de los riesgos psicosociales al que están expuestos los profesionales sanitarios. Así, un estudio publicado en la revista Journal of Psychosomatic Research analizó la prevalencia del insomnio y la calidad del sueño y su relación con el burnout en una muestra de médicos de Atención Primaria.

Las conclusiones muestran que las personas con alto desgaste profesional duermen peor. Antonio Vela, investigador principal del estudio, lo confirma: “los datos indican que existe una clara relación entre el burnout y las alteraciones de sueño”.

Los investigadores seleccionaron una muestra representativa compuesta por 240 médicos, 75 hombres y 165 mujeres, con una edad media de 41,9 años. Los facultativos, que fueron divididos en dos grupos en función de su grado de desgaste (alto-burnout y bajo-burnout), pertenecían a 70 centros de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid.

El trabajo mostró que el 18,8 por ciento del total de la muestra cumplió los criterios diagnósticos de insomnio del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM – IV), con una mayor prevalencia entre los médicos con altos niveles de burnout (21,1 por ciento), comparados con aquellos que presentaban bajos niveles de desgaste (6,9 por ciento).

La falta de sueño está “íntimamente ligada” al empeoramiento de la salud mental en las mujeres

En general, las mujeres se autoperciben con peor salud que los hombres y duermen menos horas, lo que está íntimamente relacionado con el empeoramiento de su salud mental, según afirmó la directora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer de la Universidad Autónoma de Madrid, la profesora Cristina Bernis, durante la conferencia de apertura del ciclo ‘Salud y mujer: una perspectiva integral’, organizado por la Fundación de Ciencias de la Salud y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Según han informado las entidades organizadoras en un comunicado, la insuficiencia de sueño, sumada frecuentemente a dobles jornadas, responsabilidades familiares con menores, ancianos o discapacitados, trabajos precarios y malas situaciones económicas, contribuyen a empeorar dicha percepción, así como al incremento de la morbimortalidad en este sector de población.

Un estudio aconseja “desconectar” una hora antes de ir a dormir

Un estudio de la marca hotelera Crowne Plaza, perteneciente al grupo hotelero IHG, ha buscado la fórmula para dormir bien en un intento de atajar la epidemia de mal sueño que asola la comunidad viajera de negocios. Según el estudio, comprobar los e-mails antes de ir a dormir tiene el mismo efecto en el cuerpo humano que tomarse un espresso doble antes de acostarse.

Nueve de cada 10 personas con apnea del sueño desconoce que padece esta enfermedad

Del total de personas que padece apnea del sueño, más del 90 por ciento no lo sabe. Esta enfermedad, consistente en dejar de respirar mientras se duerme, multiplica por trece la posibilidad de tener un accidente de tráfico, según han destacado varios neumólogos en la presentación de la II Reunión de Invierno Conjunta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), en Barcelona.