Publicidad

La falta de sueño está “íntimamente ligada” al empeoramiento de la salud mental en las mujeres

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

En general, las mujeres se autoperciben con peor salud que los hombres y duermen menos horas, lo que está íntimamente relacionado con el empeoramiento de su salud mental, según afirmó la directora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer de la Universidad Autónoma de Madrid, la profesora Cristina Bernis, durante la conferencia de apertura del ciclo ‘Salud y mujer: una perspectiva integral’, organizado por la Fundación de Ciencias de la Salud y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Según han informado las entidades organizadoras en un comunicado, la insuficiencia de sueño, sumada frecuentemente a dobles jornadas, responsabilidades familiares con menores, ancianos o discapacitados, trabajos precarios y malas situaciones económicas, contribuyen a empeorar dicha percepción, así como al incremento de la morbimortalidad en este sector de población.

En este sentido, el papel reproductor de las mujeres “ha sido el argumento básico sobre el que se han establecido las relaciones de poder entre ellas y los hombres, con subordinación del género femenino”, aseguró la profesora. Esto genera patologías como los trastornos mentales y del comportamiento que constituyen el problema de salud más frecuente, seguidos de las patologías osteomusculares, los desórdenes nutricionales y el cáncer de pulmón, según los datos presentados por la profesora Bernis.

Publicidad

Asimismo, la experta explicó que “los procesos biológicos de hombres y mujeres se expresan de forma distinta en función de los factores ambientales”, por lo que es “prácticamente imposible” que ambos se encuentren en igualdad de condiciones. No obstante, si así fuera, “los primeros estarían en desventaja biológica, mientras que las segundas lo estarían en salud mental, resultado esto último de factores culturales relacionados con el género”, añadió.

Fuente: Azprensa

Deja un comentario

Publicidad