Publicidad

Las mujeres fumadoras tienen más riesgo de sufrir cáncer de mama

Fumar antes de la menopausia y de dar a luz aumentaria el riesgo de cáncer de mama

Fumar antes de la menopausia y de dar a luz podría aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de mama en las mujeres. Así lo indica un artículo que se publicó ayer en Archives of Internal Medicine. La investigación revela que, en el caso de las fumadoras pasivas, no se incrementan las probabilidades de padecer este tipo de tumor.

“Fumar antes de la menopausia se relacionaba positivamente con el riesgo de padecer cáncer de mama y los resultados indican que fumar después de la menopausia podría relacionarse con un riesgo de cáncer ligeramente menor”, explican los investigadores.

“El humo del tabaco contiene sustancias que pueden causar cáncer de mama, entre las que se encuentran hidrocarburos aromáticos policíclicos, las aminas aromáticas y las N-nitrosaminas”, añaden los expertos. Para ello, han analizado historiales de 147.157 mujeres, que incluían a fumadoras activas y a pasivas de 1976 a 2006.

Se diagnosticó la presencia de la enfermedad en 8.772 de ellas, lo que relacionó la aparición del cáncer con varios factores: un mayor grado de tabaquismo actual y pasado, haber fumado durante un período de tiempo más largo, empezar a fumar a una edad temprana, y fumar más cantidad de paquetes al año.

La incontinencia urinaria en la mujer

Incontinencia urinaria

Si usted no es capaz de contenerse para orinar hasta llegar a un baño, entonces padece lo que se denomina incontinencia urinaria (también llamado pérdida de control de la vejiga). El control de la vejiga, en cambio, significa que usted orina sólo cuando quiere hacerlo. La incontinencia puede a menudo ser temporal, y siempre es causada por una condición subyacente.
Las mujeres sufren de incontinencia con el doble de frecuencia que los hombres. Tanto las mujeres como los hombres pueden tener problemas con el control de la vejiga debido a lesiones neurológicas (del sistema nervioso), defectos congénitos, derrames cerebrales, esclerosis múltiple y problemas físicos relacionados con la vejez.
Las mujeres mayores tienen más problemas de control de la vejiga que las mujeres jóvenes. Sin embargo, la pérdida de control de la vejiga no es algo que tiene por qué suceder cuando usted madura. Esta condición puede ser tratada y a menudo curada, cualquiera sea su edad. No permita que la vergüenza por su incontinencia le impida hablar con su médico acerca de su condición. Averigüe si padece una condición que requiere tratamiento.

Un paseo rápido de forma diaria suaviza los síntomas psicológicos de la menopausia

Un rápido paseo diario puede suavizar síntomas psicológicos de la menopausia como la ansiedad, el estrés o la depresión, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Temple, en Filadelfia (Estados Unidos) publicado en el último número de la revista especializada ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention’.

La menopausia y sus tratamientos

¿Qué es la menopausia?
La menopausia es un cambio normal en la vida de una mujer, cuando cesan sus períodos menstruales. Es por eso que algunas personas se refieren a la menopausia como “el cambio de vida”. Durante la menopausia, el organismo de una mujer comienza lentamente a producir una menor cantidad de las hormonas estrógeno y progesterona. Esto sucede a menudo entre los 45 y 55 años de edad. Se considera que una mujer ha entrado a la menopausia cuando no ha tenido un período por 12 meses seguidos, y no existen otras causas para este cambio. Al acercarse a la menopausia, puede tener síntomas de los cambios por los que está pasando su organismo. Muchas mujeres se preguntan si estos cambios son normales, y muchas están confundidas acerca de cómo tratar sus síntomas. Puede sentirse mejor si aprende todo lo posible sobre la menopausia, y si consulta a su médico acerca de su salud y sus síntomas. Si desea tratar sus síntomas, él o ella pueden enseñarle más acerca de sus opciones y pueden ayudarla a tomar las mejores decisiones sobre su tratamiento.

La menopausia y las hormonas

Por eso algunas personas llaman a la menopausia “el cambio” o “edad crítica”. Durante la menopausia, el cuerpo de la mujer produce cada vez menos cantidad de las hormonas llamadas estrógeno y progesterona. Esto suele ocurrir entre los 45 y 55 años de edad. La menopausia se produce cuando la mujer no tiene su período menstrual por 12 meses sequidos.

El ejercicio regular reduce el riesgo de cáncer de mama antes de la menopausia

Las mujeres jóvenes que realizan ejercicio de forma regular entre los 12 y los 35 años tienen hasta un 23 por ciento menos de riesgo de cáncer de mama antes de la menopausia en comparación con aquellas que son menos activas, según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Saint Louis (Estados Unidos). Los resultados de la investigación se publican en la edición digital de la revista Journal of the National Cancer Institute.

El análisis es el más grande y detallado realizado hasta la fecha de los efectos del ejercicio sobre el cáncer de mama antes de la menopausia. Participaron cerca de 65.000 mujeres y los resultados mostraron que aquellas físicamente activas tenían un 23 por ciento menos de riesgo de cáncer de mama antes de la menopausia. En concreto, los altos niveles de actividad física en edades entre los 12 y los 22 años contribuían a la mayor parte de la reducción en el riesgo.

Los niveles de una hormona en sangre podrían predecir la edad de la menopausia

Los niveles de una hormona en sangre podrían predecir la edad de la menopausia, según un estudio del Centro Médico Universitario de Utrecht en los Países Bajos que se publicará en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. El estudio reveló que los niveles de la hormona antimulleriana (HAM) están asociados al inicio de la menopausia y que pueden especificar la edad reproductiva de una mujer de forma más eficaz que la edad cronológica.

El aumento de peso está asociado con un mayor riesgo de cáncer de mama sobre todo en la menopausia

El aumento de peso, en particular en la menopausia, está asociado con un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres, según un estudio del Hospital de Brigham y las Mujeres y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

Expertos recomiendan una vida sexual activa para combatir los síntomas de la menopausia

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) recomienda, en su nuevo decálogo para la ayudar a las mujeres durante la perimenopausia y la posmenopausia, llevar una vida sexual activa para combatir síntomas de esta etapa de la vida femenina como la sequedad y atrofia vaginal. El documento ofrece diez consejos para abordar esta etapa dirigidos fundamentalmente a los estilos y hábitos de vida.

En primer lugar, aborda la alimentación: “Una dieta adecuada es un objetivo muy importante de cara a mantener un peso normal y evitar el exceso de peso y la obesidad”, advierte el decálogo. Los especialistas de la AEEM sugieren limitar la ingesta de grasa animal, comer varias piezas de fruta al día y consumir una adecuada cantidad de verduras e ingerir 1.000 mg de calcio al día mediante el consumo de productos lácteos, para cuidar la salud del hueso.