Publicidad

La fisioterapia resuelve hasta un 70% de los problemas de suelo pélvico

Una de cada tres mujeres sufre pérdidas de orina tras dar a luz.

El suelo pélvico sustenta órganos tan importantes como la vejiga y el recto. Si esa sujeción falla, se produce una incontinencia urinaria y/o fecal, provocando una merma en la calidad de vida diaria. La vulnerabilidad de este músculo es tal que una de cada tres mujeres sufre pérdidas de orina tras dar a luz.

Como indica Gema García Gálvez , ginecóloga de Quirón Madrid y coordinadora de la Unidad de Suelo Pélvico, es necesario que las pacientes con problemas de suelo pélvico “sean informadas de la necesidad de fortalecer esta zona para evitar problemas de cara al futuro”. Según García Gálvez las mujeres continúan teniendo mucho pudor respecto a este tema, por lo que el papel del médico es fundamental para averiguar si padecen problemas de este tipo e informarles sobre la posibilidades de tratamientos existentes.

La incontinencia urinaria en la mujer

Incontinencia urinaria

Si usted no es capaz de contenerse para orinar hasta llegar a un baño, entonces padece lo que se denomina incontinencia urinaria (también llamado pérdida de control de la vejiga). El control de la vejiga, en cambio, significa que usted orina sólo cuando quiere hacerlo. La incontinencia puede a menudo ser temporal, y siempre es causada por una condición subyacente.
Las mujeres sufren de incontinencia con el doble de frecuencia que los hombres. Tanto las mujeres como los hombres pueden tener problemas con el control de la vejiga debido a lesiones neurológicas (del sistema nervioso), defectos congénitos, derrames cerebrales, esclerosis múltiple y problemas físicos relacionados con la vejez.
Las mujeres mayores tienen más problemas de control de la vejiga que las mujeres jóvenes. Sin embargo, la pérdida de control de la vejiga no es algo que tiene por qué suceder cuando usted madura. Esta condición puede ser tratada y a menudo curada, cualquiera sea su edad. No permita que la vergüenza por su incontinencia le impida hablar con su médico acerca de su condición. Averigüe si padece una condición que requiere tratamiento.

Las inyecciones con células del propio paciente podrían aliviar la incontinencia urinaria

Las inyecciones con células del propio paciente, mioblastos y fibroblastos autólogos, podrían aliviar la incontinencia urinaria en mujeres, según un estudio de la Universidad Medica de Innsbruck en Austria que se publica en la revista The Lancet.

Los investigadores estudiaron a 63 mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo, de las que 42 recibieron inyecciones con mioblastos y fibroblastos y 21 inyecciones endoscópicas convencionales de colágeno. Después de 12 meses, los investigadores analizaron la contractibilidad del músculo responsable de la contracción de la uretra, rabdoesfínter, y el grosor de la uretra.