Publicidad

Descubren anomalía genética que causa delgadez extrema

Cierta región en un cromosoma, cuando contiene duplicaciones de material genético, se relaciona con bajo peso.

Investigadores del programa Genes y Enfermedad, del Centro de Regulación Genómica (CRG), en Barcelona, han participado en un estudio científico que identifica una región del genoma con efectos opuestos con respecto al peso corporal.

En el trabajo, que se publicó en la revista Nature, han participado más de 100 centros de investigación de todo el mundo, cinco de los cuales son españoles, y ha incluido a más de 95.000 individuos con discapacidad intelectual o del desarrollo, trastornos psiquiátricos y también de la población general.

Explican el efecto ‘yo-yo’ en las dietas de adelgazamiento

Las personas con niveles más altos de leptina y más bajos de grelina son más propensas a recuperar los centímetros perdidos.

Si su objetivo es perder los kilos ganados estas navidades, quizá le interese saber que las hormonas relacionadas con el apetito desempeñan un papel importante en la recuperación del peso después de una dieta de adelgazamiento. Un nuevo estudio afirma que las personas con niveles más altos de leptina y más bajos de grelina son más propensas a recuperar los centímetros perdidos.

Los médicos a menudo se encuentran en su consulta con pacientes que, tras seguir una dieta de adelgazamiento, en un período corto de tiempo recuperan los kilos o incluso ganan más que los que tenían antes de comenzar el tratamiento. A esto se le denomina efecto rebote o efecto ‘yo-yo’, que se observa en algunas de las personas que siguen estos programas de pérdida de peso.

Añadir calcio en la dieta podría ayudar a reducir peso y depósitos grasos

Es necesario incorporar alimentos que contengan calcio

Introducir una determinada cantidad de calcio por encima de las recomendaciones en la dieta de los ratones puede repercutir directamente en una menor ganancia de peso corporal y en la reducción de los depósitos grasos. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado la investigadora soriana de la Universidad de Valladolid Marta Gómez Sánchez en su tesis doctoral basada en una investigación que también analiza las repercusiones que tiene una dieta hiperlipídica suplementada con calcio sobre las características del perfil energético y mineral.

Las mujeres que beben moderadamente parece ganar menos peso que las no bebedoras

Las mujeres que beben moderadamente ganan menos peso

Las mujeres de peso normal que toman leve a moderada cantidad de alcohol parecen tener menos peso y tienen menos riesgo de tener sobrepeso y obesidad que las no bebedoras, según un informe en la edición del 8 de marzo de Archives of Internal Medicine, una de las revistas de  JAMA / Archives.

Más de la mitad de los adultos estadounidenses consumen bebidas alcohólicas, según la información de fondo en el artículo. El alcohol contiene alrededor de 7 calorías por gramo (con aproximadamente 28 gramos por onza) y el consumo de alcohol puede conducir a un aumento de peso a través de un desequilibrio de la energía consumida y la energía quemada. Sin embargo, la investigación no ha proporcionado pruebas de que el consumo de alcohol es un factor de riesgo para la obesidad.

Lu Wang, MD, Ph.D., del Brigham and Women’s Hospital, Boston, estudió a 19.220 mujeres EE.UU. de 39 años de edad o mayores que tenían un índice de masa corporal (IMC) en el rango clasificadas como normales (18,5 a 25). En un cuestionario inicial, los participantes informaron cuántas bebidas alcohólicas suelen beber por día. Un total de 7.346 (38,2 por ciento) dijeron haber bebido nada de alcohol, 6.312 (32,8 por ciento) consumían menos de 5 gramos, 3.865 (20,1 por ciento) bebían 5 a menos de 15 gramos, 1.129 (5,9 por ciento) bebió de 15 a menos de 30 gramos; y 568 (3 por ciento) bebían 30 gramos por día o más.

Aún quedan preguntas sobre la cirugía bariátrica para los adolescentes

La cirugía bariática en adolescentes, aún plantea dudas

La cirugía laparoscópica de banda gástrica ajustable puede tratar con eficacia la obesidad en adolescentes y parece ofrecer una alternativa mejor que la cirugía de bypass gástrico, pero se necesitan más estudios para determinar si es mejor que las opciones no quirúrgicas, un cirujano Southwestern Medical Center, escribe en una editorial en el número del 10 de febrero del  Journal of the American Medical Association (JAMA).

“La última investigación nos ayuda a definir qué procedimiento quirúrgico puede ser preferible, pero todavía estamos muy lejos de resolver la cuestión de si la cirugía se debe utilizar para tratar la obesidad en los adolescentes”, dijo el Dr. Edward Livingston, jefe de la GI / Cirugía Endocrina de UT Southwestern. El editorial acompaña a un estudio de investigación de médicos de Australia que examinan la cirugía para perder peso entre los adolescentes.

El tratamiento de la obesidad en los adolescentes debe ser una prioridad porque la obesidad augura otras enfermedades, tales como problemas cardíacos, hipertensión y diabetes, más tarde en la vida, dijo el Dr. Livingston, director de la clínica  para el manejo quirúrgico de la obesidad.

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer, y he aquí cómo

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer

La obesidad viene con un montón de riesgos para la salud, pero hay uno que tal vez no sea tan bien conocida: un mayor riesgo de desarrollar cáncer, y especialmente ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de hígado. Ahora, un grupo de investigadores informan en la edición del 22 de enero de la revista Cell, una publicación de Cell Press, han confirmado en ratones que la obesidad en efecto, actúa como un promotor de  tumor “bona fide “. También tienen una buena prueba para explicar lo que sucede.

“Los médicos siempre se preocupan por nuestro peso, pero la atención se centra a menudo en la enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2, los cuales se pueden gestionar muy bien con los medicamentos existentes”, dijo Michael Karin de la Universidad de California en San Diego. “Sin embargo, también debe preocuparse por el riesgo elevado de cáncer. Si podemos reducir las muertes por cáncer por hasta 90.000 por año, que es un montón de gente – una gran cantidad de vidas”.

Atacar el refrigerador a la madrugada: peor de lo que usted piensa

Abrir el refrigerador fuera de hora puede poner en riesgo la silueta

Comer menos, hacer más ejercicio. Ahora hay nuevas pruebas en apoyo de añadir otro “debe” a la mantra de la pérdida de peso: comer en el momento adecuado del día.

Un estudio de la Northwestern University ha descubierto que comer en horas irregulares – el equivalente de la mitad de la noche para los seres humanos, cuando el cuerpo quiere dormir – influye en el aumento de peso. La regulación de la energía por los ritmos circadianos del cuerpo puede desempeñar un papel importante. El estudio es la primera evidencia causal que une el horario de las comidas y aumento de aumento de peso.

“Cómo o por qué una persona gana peso es muy complicado, pero claramente no es sólo por calorías y calorías”, dijo Fred Turek, profesor de neurobiología y fisiología en la universidad de Weinberg de Artes y Ciencias y director del Centro de Sueño y Biología circadiana. “Creemos que algunos factores están bajo control circadiano. Mejor horario para las comidas, lo que requeriría un cambio en el comportamiento, podría ser un elemento de importancia crítica para reducir la cada vez mayor incidencia de la obesidad”.

El tallo de la piña: remedio eficaz contra la celulitis y el sobrepeso

La enzima bromelaína, concentrada en grandes cantidades en el tallo de la piña, es capaz de dividir proteínas de gran tamaño y con ello facilita la pérdida de peso asociada a la retención de líquidos y favorece la eliminación de los depósitos de grasa en procesos celulíticos. El fruto de la piña también contiene bromelaína, aunque en cantidades muy inferiores, explica Mª José Alonso, farmacéutica experta en plantas medicinales.