Publicidad

Operación Bikini

Operación Bikini

Ofrecemos el artículo de opinión realizado esta semana por el doctor José Luis Alcántara, para AZprensa.com

Sería obvio volver a plantear aquí la denuncia de la actual manía, convertida casi en culto generalizado, de la exaltación de lo corpóreo, de los cuerpos gloriosos, del mantenimiento de la belleza y el aspecto lozano por encima de edades, culturas y clases sociales. De hecho, de todos es sabido que, a la hora de buscar uno de esos cada vez más escasos puestos de trabajo, se nos va a valorar tanto o más que el curriculum nuestro aspecto físico, nuestra belleza, o lo que se acaba por entender como nuestra “presencia”. Más posibilidades siempre cuanto más se acerquen estos factores a los tenidos como cánones o patrones de moda.

Y, aunque antiguamente dichas valoraciones recaían sobre las féminas, hoy en día no estamos exentos los varones de pasar por ese terrible fielato. También en esto ha llegado el igualitarismo y los hombres han debido adaptarse a las exigencias. En ellos se ha llegado a comprobar incluso rasgos de obsesión, habiéndose creado una nueva palabra para señalar dicha manía como lo es el término de metrosexualidad.

Las dietas bajas en calorías aumentan la memoria en mayores de 60 años

Una dieta escasa en calorías aumentó la memoria en un grupo de hombres y mujeres con una media de edad de 60 años, según un estudio de la Universidad de Münster en Alemania. El estudio, que se publica en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), confirma los beneficios mostrados por la restricción calórica en pruebas con animales.

Los científicos, dirigidos por Veronica Witte, redujeron el consumo de calorías aproximadamente entre un 30 y un 50 por ciento en un grupo de 50 individuos con una media de edad de 60 años y evaluaron el funcionamiento general de los participantes después de tres meses.

Ver mucho la televisión en la adolescencia influye en una mala alimentación en la vida adulta

Investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) han detectado que los jóvenes que ven demasiado la televisión en la adolescencia puede influir en la dieta que tengan en el futuro dado que los alimentos más sanos no se anuncian tanto por televisión, según un artículo que aparece publicado en el último número de la revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity.

El estudio contó con más de 2.000 jóvenes que durante su época de instituto pasaban más de cinco horas diarias delante del televisor y que, cinco años más tarde y ya en edad adulta, presentaban una dieta pobre en frutas, verduras, hortalizas y alimentos ricos en calcio. Por contra, el consumo de fritos, comida rápida, bebidas con alto contenido de azúcares era mucho más habitual.

¿Estás embarazada? No comas por dos, aliméntate por dos

Ha llegado tu momento: vas a tener un bebé. Es hora de controlar el doble los alimentos que ingieres para asegurarte de que tu hijo se desarrollará sano y también, por qué no, de que no ganarás muchos kilos de más que tan difíciles de quitar resultan luego.
El doctor Ignacio Ferrando, director de Programas Médicos de Sanitas, explica que la clave para llevar un perfecto embarazo es hacer una dieta lo más equilibrada posible.
Es fundamental comenzar el embarazo con salud, por eso los expertos recomiendan tomar suplementos de ácido fólico desde el mismo momento en el que empecemos a pensar en tener descendencia.

Lo que usted debe saber sobre la enfermedad celí­aca

Definición de enfermedad celíaca

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada, las personas con enfermedad celíaca no pueden comer productos que contengan gluten. El gluten, puede también encontrarse en algunas medicinas. La enfermedad celíaca es hereditaria, lo que significa que “corre en la familia”. Otro nombre para la enfermedad celíaca es intolerancia al gluten.

En las personas con esta enfermedad, el sistema inmunitario reacciona al gluten dañando el revestimiento del intestino delgado. Este revestimiento tiene bultos, llamados vellosidades, que son como pequeños dedos. Las vellosidades normalmente absorben nutrientes de los alimentos que comemos. Cuando las vellosidades están dañadas, el cuerpo no puede obtener los nutrientes que necesita.

Las personas con enfermedad celíaca no siempre saben que tienen la enfermedad. Esto es porque no se sienten enfermos. O, si se sienten enfermos, no saben que la causa es la enfermedad celíaca.

La nutrición en el tratamiento del cáncer

vegetales

El régimen alimentario es una parte importante del tratamiento del cáncer. El consumo de los tipos adecuados de alimentos antes, durante y después del tratamiento puede ayudar al paciente a sentirse mejor y conservar su fortaleza. A fin de garantizar una nutrición adecuada, el individuo debe comer y beber suficientes alimentos que contienen nutrientes fundamentales (vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas y agua). No obstante, en el caso de muchos pacientes, algunos efectos secundarios del cáncer y sus tratamientos dificultan la ingestión adecuada de alimentos. Entre los síntomas que interfieren con el comer, tenemos la anorexia, náusea, vómito, diarrea, estreñimiento, llagas bucales, problemas al tragar y dolor. Se observan repercusiones en el apetito, el gusto, olfato y la capacidad de comer los suficientes alimentos o absorber los nutrientes de los alimentos. La malnutrición (falta de nutrientes clave) es una consecuencia probable, con lo cual el paciente se siente débil, cansado e incapaz de resistir las infecciones o tolerar los tratamientos del cáncer. El consumo de cantidades insuficientes de proteínas y calorías es el problema nutricional más común al que se enfrentan muchos pacientes de cáncer. Las proteínas y las calorías son importantes para la curación, la lucha contra la infección y el suministro de energía.

Los suplementos de vitamina D se asocian con un menor riesgo de mortalidad

Las personas que toman suplementos de vitamina D parecen tener un menor riesgo de mortalidad de todo tipo durante un periodo de seguimiento de más de seis años, según un estudio de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer en Lyon (Francia) y del Instituto Europeo de Oncología en Milán (Italia). Los autores del trabajo han analizado 18 estudios previos y publican sus resultados en la revista Archives of Internal Medicine.

Según los investigadores, estudios anteriores habían sugerido que las deficiencias en vitamina D podrían estar asociadas con un mayor riesgo de mortalidad por cáncer, enfermedad cardiaca y diabetes, enfermedades que dan lugar a entre el 60 y el 70 por ciento de la mortalidad en los países desarrollados.

El bajo consumo de sal en la infancia mejora la calidad de vida en la edad adulta

“La edad de una persona es la edad de sus arterias”. La frase de Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y ponente en el V Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada (SENBA) celebrado la semana pasada en el Palacio Euskalduna de Bilbao, resume el impacto de la alimentación infantil en la salud adulta. El experto pediatra asume que “una adecuada nutrición en la infancia, donde se implantan los hábitos de alimentación saludables que van a marcar el futuro del individuo, es un poderoso elemento de prevención”.