Publicidad

El chocolate no engorda

Estos resultados fueron independientes del sexo, edad, madurez sexual, ingesta energética total, ingesta de grasas saturadas, fruta y verdura, consumo de té y café y actividad física

La revista Nutrition publicó un estudio, realizado por expertos de la Universidad de Granada (UGR), en el que analiza cómo influye el consumo de chocolate en los niveles de grasa total (la grasa acumulada en todo su cuerpo) y central (abdominal).

Este trabajo, que desmonta la vieja creencia de que comer chocolate engorda, tomó como muestra a los adolescentes que participaron en el estudio HELENA (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence), que analiza los hábitos alimentarios de los jóvenes de nueve países europeos.

‘Fatostatin’ una solución genética para la obesidad

'Fatostatin' es una salida para los genes de la grasa

Una pequeña molécula ya conocida que tiene capacidades anti- cáncer y anti-grasa  funcionaría como un desvío literal de genes que producen grasa, según un nuevo informe en la edición del 28 de agosto de la revista Chemistry and Biology, una revista de Cell Press.

El producto químico bloquea de un controlador maestro bien conocido de la síntesis de grasa, un factor de transcripción conocido como SREBP. Dicha acción en ratones genéticamente propensos a la obesidad causa que los animales sean más livianos. También reduce la cantidad de grasa en el hígado, junto con su azúcar en sangre y los niveles de colesterol.

“Estamos francamente muy entusiasmados “, dijo Salih Wakil, del Baylor College of Medicine. “Va al origen de la [síntesis de grasa] – directo a la expresión génica”.

A diferencia de las las estatinas, que reducen el colesterol, en uso hoy, que bloquean una enzima en la vía única, la química, el llamado fatostatin, “golpea la grasa desde el principio”, agregó Motonari Uesugi, de la Universidad de Kyoto.

Quitar la grasa al cocinar reduce los contaminantes en el alimento

Sacar la grasa antes de cocinar los alimentos es saludable.

Un estudio realizado por investigadores de la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona y la Universitat de Barcelona (UB) señala que cocinar los alimentos no elimina su contaminación química, pero sí se recomienda quitar la grasa para reducirla. La investigación, publicada en varias revistas especializadas se basa en un análisis de los efectos de varias formas de cocinar sobre el contenido de contaminantes en alimentos de amplio consumo que se analizaron en crudo y cocinados. Se hicieron fritos, a la plancha, al horno y hervidos y se analizaron un total de 68 muestras, de las que 22 estaban crudas y 46, cocinadas.

La conclusión es que la presencia de contaminantes varía dependiendo del método de cocción y el alimento. Pero es recomendable, antes de cocinar, quitar la grasa de los productos dado que es donde se acumulan mayoritariamente los contaminantes. Por ello, aquellas formas de cocinado que liberen o eliminen esta grasa, tenderán a reducir los contaminantes orgánicos de la comida.

Un cambio en la composición de la grasa que acumula el hígado podría disminuir el riesgo de diabetes en pacientes obesos

Un cambio en el tipo de grasa que acumula el hígado podría combatir los riesgos de diabetes en quienes sufren obesidad, según un estudio de la Universidad de Tsukuba en Ibaraki (Japón) que se publica en la edición digital de la revista Nature Medicine.