Publicidad

Efectos adictivos de la cafeína en los jóvenes

Las bebidas con cafeína en la adolescencia, ¿contribuyen al uso posterior de drogas?

La cafeína es una droga estimulante, aunque sea legal, y los adultos la usan ampliamente para animarse a sí mismos: ser “adictos” a la cafeína se considera perfectamente normal.

Pero que tan fuerte es el efecto de la cafeína en los niños y jóvenes que consumen una gran cantidad de refrescos? ¿Qué impacto agudo y crónico tiene el consumo de cafeína en su presión arterial, frecuencia cardíaca y temblor de las manos?

Además,  consumir bebidas con cafeína durante la adolescencia,  ¿contribuye a un uso posterior de drogas legales o ilegales?

Jennifer L. Temple, PhD, neurobióloga, profesora de ejercicio y ciencias de la nutrición en la Universidad de Buffalo y directora de su Laboratorio de Investigación en Nutrición y Salud, está buscando respuestas a estas tres preguntas a través de un estudio de 4-años, financiado con 800.000 dólares por los National Institutes of Health.

Biochips Sensores podrían ayudar en el diagnóstico y tratamiento del cáncer

Biochips Sensores podrían ayudar en el diagnóstico y tratamiento del cáncer

Es muy difícil predecir si un medicamento contra el cáncer ayudará a un paciente individual: sólo alrededor de un tercio de las drogas trabajan directamente en un paciente determinado. Los investigadores de la Cátedra Heinz Nixdorf de Electrónica Médica de la Technische Universitaet Muenchen (TUM) han desarrollado un proceso de prueba para nuevos fármacos contra el cáncer. Con la ayuda de los microchips, se pueden establecer en el laboratorio si las células tumorales de un paciente van a reaccionar a un medicamento determinado. Este chip podría ayudar en el futuro con la identificación rápida de la medicación más efectiva para cada paciente.

‘Fatostatin’ una solución genética para la obesidad

'Fatostatin' es una salida para los genes de la grasa

Una pequeña molécula ya conocida que tiene capacidades anti- cáncer y anti-grasa  funcionaría como un desvío literal de genes que producen grasa, según un nuevo informe en la edición del 28 de agosto de la revista Chemistry and Biology, una revista de Cell Press.

El producto químico bloquea de un controlador maestro bien conocido de la síntesis de grasa, un factor de transcripción conocido como SREBP. Dicha acción en ratones genéticamente propensos a la obesidad causa que los animales sean más livianos. También reduce la cantidad de grasa en el hígado, junto con su azúcar en sangre y los niveles de colesterol.

“Estamos francamente muy entusiasmados “, dijo Salih Wakil, del Baylor College of Medicine. “Va al origen de la [síntesis de grasa] – directo a la expresión génica”.

A diferencia de las las estatinas, que reducen el colesterol, en uso hoy, que bloquean una enzima en la vía única, la química, el llamado fatostatin, “golpea la grasa desde el principio”, agregó Motonari Uesugi, de la Universidad de Kyoto.

Droga contra el cáncer que hace crecer tumores

Investigadores descubren droga contra el cáncer que hace crecer tumores.

Científicos del Reino Unido del  Institute of Cancer, Queen Mary, University of London,  el Institute of Cancer Research (ICR),  de la University of London, y el  Beatson Institute for Cancer Research, Glasgow; descubrieron que un tipo de inhibidor de la angiogenesis usado para tratar el cáncer puede estimular mas que detener el crecimiento tumoral cuando se da a bajas dosis. El estudio se publica en la edición online de la revista Nature Medicine.

La hepatitis viral y los usuarios de drogas inyectables

Los adictos endovenosos tienen alta tasa de infección por hepatitis B y C

La hepatitis, literalmente “la inflamación del hígado”, tiene varias causas. La infección viral es una de ellas. En los EE.UU., la hepatitis viral es un problema de salud pública dado que causa enfermedades graves, afecta a millones de personas y está estrechamente ligada al VIH, al uso de drogas de alto riesgo y a las conductas sexuales no seguras. Los tipos más comunes de hepatitis son la A, la B y la C.

La hepatitis viral afecta a millones de personas.

La infección con el virus de la hepatitis C (VHC) ocurre cuando la sangre (o con menor frecuencia, otros fluidos corporales como el semen o el fluido vaginal) de una persona infectada ingresan al organismo de una persona no infectada. El uso de drogas inyectables es el factor de riesgo más elevado de infección por el VHC. Alrededor de 3.9 millones de estadounidenses han sido infectados con el VHC y 2.7 millones padecen de infección crónica de VHC. El número de personas de grupos minoritarios afectadas por la hepatitis C es desproporcionadamente elevado. Un 3.2% de los afroamericanos y un 2.1% de los de origen mexicano están infectados con el VHC, en comparación con 1.5% de los blancos no hispanos. Estas cifras no reflejan el impacto real del problema porque no incluyen los casos de infección de personas en prisión o sin hogar. En el año 2000 se registraron alrededor de 30,000 nuevas infecciones. La mayor parte de ellas en adultos jóvenes, entre 20 y 39 años.