Publicidad

El sexo es seguro para pacientes con enfermedades cardíacas estables

los pacientes deberían ser evaluados por su médico antes de reanudar la actividad sexual

Los pacientes con una enfermedad cardiovascular estable pueden tener relaciones sexuales sin que esto suponga un riesgo para su salud, según afirman expertos de diferentes disciplinas de la American Heart Association (AHA).

En las declaraciones, publicadas en la versión web de la revista Circulation: Journal of the American Heart Association, Glenn Levine, investigador del Baylor College of Medicine de Houston (EE UU), afirma que “la actividad sexual aporta una mayor calidad de vida a personas que sufren alguna enfermedad cardiovascular, y a sus parejas”.

Los adolescentes varones asumen más riesgo en las relaciones sexuales que las chicas

Los varones son menos precavidos que las mujeres a la hora del sexo

El 30,5% de los alumnos de 14 a 16 años manifestaba haber tenido una relación sexual (33,6% de los chicos; 27,4% de las chicas). El 73% de estos estudiantes sexualmente activos reconocía haber tenido alguna relación sexual de riesgo. Específicamente, un 82,3% de los chicos frente a un 63% de las chicas.

Un ejemplo lo encontramos en el número de parejas sexuales. El 36,2% de los chicos reconocía haber mantenido relaciones con tres o más personas diferentes, porcentaje que se reduce al 17,5% de las chicas.

En el uso del preservativo, los varones son menos precavidos, aunque tanto ellos como ellas utilizaban el condón de forma generalizada como método anticonceptivo (84,2% frente al 86,7%). Tan sólo el 37,4% de los chicos había rehusado mantener relaciones sexuales sin protección, mientras que el 60% de las chicas sí había adoptado esa actitud de rechazo.

El sexo frecuente protege la felicidad conyugal de los recién casados neuróticos

Las relaciones sexuales frecuentes mejoraron la felicidad de las parejas neuróticas

Las personas que son neuróticas a menudo tienen más dificultad en las relaciones y el matrimonio. Pero si los recién casados neuróticos tienen frecuentes relaciones sexuales, su satisfacción conyugal es tan alta que sus contrapartes menos neuróticos, según un estudio publicado en la edición de diciembre 2010 de Social Psychological and Personality Science (publicada por SAGE).

Neuroticismo es la tendencia a experimentar emociones negativas, y las personas que son altas en ella se molestan y se irritan con facilidad, cambian su estado de ánimo a menudo, y se preocupan con frecuencia. Las personas que puntúan alto en neuroticismo están menos satisfechas en las relaciones románticas, y cuando se casan son más propensas a divorciarse. “Los altos niveles de neuroticismo están más fuertemente asociadas a malos resultados civiles que cualquier otro factor de la personalidad de otros”, dijeron Michelle Russell y James McNulty de la Universidad de Tennessee, los autores del estudio.

Las respuestas sexuales son diferentes para hombres y mujeres

Las respuestas sexuales son diferentes para hombres y mujeres

Un nuevo estudio dirigido por la profesora de Psicología Meredith Chivers de  Queens University considera que los informes de los hombres de sentirse excitados sexualmente tienden a estar a la altura de sus respuestas fisiológicas, mientras que la mente de las mujeres y las respuestas corporales son menos alineadas.

“Queríamos descubrir de cerca cómo la experiencia subjetiva de la gente de la excitación sexual refleja sus respuestas genitales fisiológicas – y si esta difiere entre hombres y mujeres”, dice la doctora Chivers, una experta en la respuesta sexual humana. Aunque la diferencia de género ha sido reportada en estudios individuales de la excitación sexual, hasta ahora no ha habido ningún análisis sistemático.

LOS ADOLESCENTES Y EL SEXO. A los padres les cuesta hablar de sexo

Fue difícil hablar de sexo con ellos. Por momentos, la charla se volvió engorrosa y se llenó de términos que denominaban eufemísticamente aquello de lo que sus hijos adolescentes hablan sin rodeos. Sobre todo, porque el tema era la vida sexual de sus vástagos. Vida que, en la mayoría de los casos, los padres creen que no existe.

Sexo y tabaco

El pitillo post-coito es una imagen recurrente en la filmografía y, por lo visto, fiel reflejo de muchas experiencias cotidianas. Para muchos supera con creces al esperado cigarrillo después de una buena comida. Algunas personas refieren sentirse más relajadas y sexualmente seguras cuando fuman. Todos recordamos el tan socorrido: “¿Tienes fuego?” o “¿Me das un pitillo?”.

Polvitos mágicos

El sexo adelgaza, embellece, alarga la vida, disminuye el estrés y el riesgo de enfermedades. ¿Alguna otra razón para no practicarlo con más frecuencia?
Cuando el sistema límbico detecta algo que lo excita, se prende una señal de alerta que se manifiesta en el sistema nervioso y el cuerpo entero. Aumenta el aporte de oxígeno a las células y la frecuencia cardíaca, cambia el ritmo de la respiración, sube la presión sanguínea y la tensión en todo el sistema muscular. Llega a concentrarse tanto la sensación de ese momento que el mundo exterior tiende a desaparecer.

Impotencia y falta de atractivo, ejes de una campaña antitabaco

La nueva campaña antitabaco del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, sus siglas en inglés) pretende dar en donde más les duele a los jóvenes británicos: el atractivo y la sexualidad. Con imágenes impactantes y frases bastante coloquiales, los anuncios intentan informar y posicionar a los ciudadanos en contra del consumo. “¿Fumar te hace duro? No si eso significa que no puedes levantarla”, destaca un cartel sobre la impotencia.