Publicidad

Consejos para evitar el insomnio

Es importante desconectarse 30 minutos antes y relajarse antes de ir a dormir

El estrés de nuestra vida diaria, nos lleva a que a pesar de estar cansados al momento de dormir no lo podemos hacer. La falta de sueño se asocia con déficit de atención, concentración, memoria y capacidad de concentrarse en el trabajo. También está asociado con el desarrollo de trastornos psiquiátricos como la depresión y la ansiedad, alteraciones en el funcionamiento social y ocupacional, mala calidad de vida y el aumento de los costos de atención de salud. Por lo tanto, mantener una rutina de sueño reparador es la mejor manera de asegurarse de que obtiene una noche de descanso reparador.

Publicidad

Una de cada seis personas sufrirá un Accidente Cerebro Vascular

Los pilares del tratamiento son los cuidados hospitalarios, la medicación, la cirugía vascular y la rehabilitación.

“El Accidente Cerebro Vascular (ACV) no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. Mediante la identificación y la modificación de los factores de riesgo se puede reducir su incidencia y la tasa de mortalidad asociada”, afirma Freek Verheugt, investigador del hospital Onze Lieve Vrouwe Gasthuis de Ámsterdam (Países Bajos).

Las predicciones internacionales indican que la incidencia del ACV mortal (junto con la cardiopatía y el cáncer) seguirá aumentando y pasará de unos 6 millones por año en 2010 a casi 8 millones por año en 2030.

Publicidad

Rematar de cabeza más de 1.000 veces al año afecta al cerebro de los futbolistas

A algunos jugadores se les contabilizaron más de 5.000 cabezazos al año

Un equipo de expertos estadounidenses ha analizado cómo los remates de cabeza afectan al cerebro de los jugadores de fútbol. “El trabajo muestra que cuando se golpea con mucha frecuencia un balón de fútbol con la cabeza, se producen cambios en el cerebro similares a los que causa un traumatismo”, afirma Michael L. Lipton directivo del Albert Einstein College of Medicine y director médico de los servicios de resonancia magnética del Centro Médico Montefiore, en Nueva York (EE UU).

Los resultados de estos estudios se han presentado en la última reunión anual de la Sociedad de Radiología de Norteamérica (RSNA) celebrada en Chicago (EE UU).

Publicidad

Las mujeres sufren más migrañas

La migraña es un trastorno neurológico común, heterogéneo y hereditario, que afecta a cerca del 20% de la población y es más frecuente entre las mujeres.

Un equipo internacional de científicos ha identificado tres genes asociados con la migraña, un trastorno neurológico que afecta a cerca del 20% de las personas y es más común entre la población femenina. El hallazgo explica la relación más fuerte en las mujeres.

“Hemos avanzado en la comprensión biológica de la migraña al identificar tres genes relacionados con esta dolencia en la población general”, explica Markus Schuerks, autor principal del estudio e investigador del departamento de Neurología del Hospital Universitario Essen (Alemania).

El trabajo, publicado en Nature Genetics, revela que de las tres regiones genómicas asociadas con el trastorno, dos son específicas a este, en comparación con dolores de cabeza de menor intensidad que no llegan a ser migrañas.

Un vaso de leche con galletas, la mejor receta para combatir el insomnio

El alimento ideal antes de ir a dormir

Tan importante como incluir una serie de alimentos en nuestra dieta diaria es la hora en la que ingerimos dichos productos. Así lo asegura la catedrática de Fisiología de la Universidad de Extremadura, Carmen Barriga. Precisamente por eso, la investigadora, especialista en Crononutrición, recomienda a las personas que padecen insomnio, o a las que les cuesta conciliar el sueño, tomar el remedio casero de toda la vida antes de ir a dormir: un vaso de leche caliente con una cucharada de azúcar y unas galletas.

Esta fórmula es la combinación perfecta, ya que tanto los cereales como la leche son alimentos ricos en triptófano (aminoácido encargado en nuestro organismo de sintetizar la hormona melatonina, sustancia implicada en la inducción al sueño).

Pero no es el único alimento que puede facilitar la somnolencia durante la noche. De hecho, todos los alimentos que contienen triptófano o incluso serotonina o melatonina son idóneos para tomarlos al anochecer o en la cena. Así, los plátanos, las cerezas, los cereales, el tomate, la lechuga, el pescado, los frutos secos o los frutos rojos pueden ayudar a dormir bien y obtener un sueño más reparador.

Caminar ayuda a proteger la memoria

Caminar hace bien al cerebro

Caminar un mínimo de 10 km a la semana protege la masa cerebral y al mismo tiempo ayuda a conservar la memoria en edades avanzadas, según el estudio publicado ayer en la edición online de la revista Neurology.
“La masa cerebral se reduce en las etapas finales de la edad adulta, un hecho que deriva en problemas de memoria. Nuestros resultados deberían fomentar ensayos bien diseñados de ejercicio físico en las personas adultas de avanzada edad como un enfoque prometedor para prevenir la demencia y la enfermedad del Alzheimer”, comenta Kirk I. Erickson, autor del estudio e investigador en la Universidad de Pittsburgh.
Los investigadores registraron los kilómetros que recorrían en una semana 299 personas sin demencia. Después de nueve años, los científicos realizaron escáneres cerebrales de los participantes para medir la masa cerebral. Cuatro años más tarde, se volvieron a realizar pruebas a los participantes para comprobar si habían desarrollado demencia o deterioro cognitivo.

¿El chocolate puede reducir el riesgo de derrame cerebral?

Comer chocolate puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral

Comer chocolate puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral, según un análisis de la investigación disponible que fue dado a conocer el 11 de febrero y será presentado en la 62a reunión anual de la American Academy of Neurology en Toronto, el 10 de abril hasta el 17 de abril de 2010. Otro estudio encontró que comer chocolate puede reducir el riesgo de muerte después de sufrir un derrame cerebral.

El análisis incluye la revisión de tres estudios sobre el chocolate y los accidentes cerebrovasculares.

El consumo de leche durante el embarazo puede reducir el riesgo de esclerosis múltiple en el bebé

El consumo de leche en el embarazo puede ayudar a reducir las posibilidades de EM

El consumo de leche durante el embarazo puede ayudar a reducir las posibilidades de que el bebé desarrolle esclerosis múltiple (EM) siendo adulto, según un estudio preliminar dado a conocer hoy que será presentado en la 62a Reunión Anual de la American Academy of Neurology en Toronto del 10 de abril al 17 de abril de 2010.

El estudio involucró a 35.794 enfermeras cuyas madres completaron un cuestionario en el 2001 acerca de sus experiencias y la dieta durante el embarazo de su enfermera-hija. De las enfermeras estudiadas, 199 mujeres desarrollaron EM durante el período de 16 años del estudio.

Los investigadores encontraron que el riesgo de EM era menor entre las mujeres que nacen de madres con alta ingesta de leche o vitamina D dietario durante el embarazo.

“El riesgo de EM entre las hijas de madres que consumieron cuatro vasos de leche por día fue de 56 por ciento menor que las hijas de madres que consumían menos de tres vasos de leche al mes”, dijo Fariba Mirzaei, MD de  la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston . “También encontramos que el riesgo de EM entre las hijas de madres que estaban en el 20 por ciento superior de la ingesta de vitamina D durante el embarazo fue de 45 por ciento menor que las hijas de madres que estaban en el 20 por ciento inferior de la ingesta de vitamina D durante el embarazo.”

Estudio sugiere que los adultos sanos pueden necesitar menos sueño a medida que envejecen

los adultos sanos pueden necesitar menos sueño a medida que envejecen

Un estudio publicado en la edición del 1 de febrero de la revista SLEEP sugiere que los adultos mayores sanos, sin trastornos del sueño puede esperar a tener una reducción en la “necesidad de sueño” y tener menos sueño durante el día que los adultos jóvenes sanos.

Los resultados muestran que durante una noche de ocho horas en la cama, el tiempo de sueño total disminuyó de manera significativa y progresivamente con la edad. Los adultos mayores dormían unos 20 minutos menos que los adultos de mediana edad, que dormían 23 minutos menos que los adultos jóvenes. El número de despertares y la cantidad de tiempo despierto después del comienzo del sueño inicial aumentó significativamente con la edad y la cantidad de tiempo con sueño profundo, el  sueño de onda lenta disminuyó en todos los grupos de mayor edad. Sin embargo, aun con estas disminuciones en el tiempo de sueño, la intensidad y la continuidad, los adultos mayores muestran menos subjetiva y objetiva propensión al sueño durante el día que los adultos jóvenes.

Mala memoria? Usted puede estar en mayor riesgo de accidente cerebrovascular

Mala memoria? Usted puede estar en mayor riesgo de accidente cerebrovascular

Las personas que experimentan pérdida de memoria o una disminución en sus habilidades cognitivas pueden estar en mayor riesgo de accidente cerebrovascular, independientemente de si han sido diagnosticados con demencia, según un nuevo estudio publicado el  2 de febrero  de 2010, en la edición impresa de Neurology, la revista médica de la American Academy of Neurology.

“El accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad y muerte entre las personas mayores la identificación temprana de personas con alto riesgo de derrame cerebral es muy importante, por las medidas preventivas que se pueden tomar”, dijo el autor del estudio, Bernice Wiberg, MD, con la Universidad de Uppsala en Suecia.

Para el estudio, 930 hombres en Suecia en torno a la edad de 70 años sin antecedentes de accidente cerebrovascular participaron en tres pruebas mentales. La primera prueba, llamada el Trail Making Test A, se estudiaron las medidas de atención y las habilidades motoras visuales. El segundo, el Trail Making Test B, mide la capacidad para ejecutar y modificar un plan. El tercero, el Mini Mental State Examination, es comúnmente usado por los médicos para medir el deterioro cognitivo.