Publicidad
El consumo de leche en el embarazo puede ayudar a reducir las posibilidades de EM

El consumo de leche durante el embarazo puede reducir el riesgo de esclerosis múltiple en el bebé

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El consumo de leche durante el embarazo puede ayudar a reducir las posibilidades de que el bebé desarrolle esclerosis múltiple (EM) siendo adulto, según un estudio preliminar dado a conocer hoy que será presentado en la 62a Reunión Anual de la American Academy of Neurology en Toronto del 10 de abril al 17 de abril de 2010.

El estudio involucró a 35.794 enfermeras cuyas madres completaron un cuestionario en el 2001 acerca de sus experiencias y la dieta durante el embarazo de su enfermera-hija. De las enfermeras estudiadas, 199 mujeres desarrollaron EM durante el período de 16 años del estudio.

Los investigadores encontraron que el riesgo de EM era menor entre las mujeres que nacen de madres con alta ingesta de leche o vitamina D dietario durante el embarazo.

Publicidad

“El riesgo de EM entre las hijas de madres que consumieron cuatro vasos de leche por día fue de 56 por ciento menor que las hijas de madres que consumían menos de tres vasos de leche al mes”, dijo Fariba Mirzaei, MD de  la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston . “También encontramos que el riesgo de EM entre las hijas de madres que estaban en el 20 por ciento superior de la ingesta de vitamina D durante el embarazo fue de 45 por ciento menor que las hijas de madres que estaban en el 20 por ciento inferior de la ingesta de vitamina D durante el embarazo.”

“Existe una creciente evidencia de que la vitamina D tiene un efecto sobre la EM. Los resultados de este estudio sugieren que este efecto puede comenzar en el útero”, dijo Mirzaei.

La leche fortificada, los pescados grasos como el salmón y la exposición a la luz del sol son las fuentes más importantes de la vitamina D.
Fuente: Eurekalert

Deja un comentario

Publicidad