Publicidad

Terapia celular contra la lumbalgia

Se estima que el 75% de la población sufre dolor lumbar en algún momento de su vida

Investigadores españoles pertenecientes a la Red de Terapia Celular del Instituto de Salud Carlos III (RedTerCel) han constatado que el uso de células  mesenquimales autólogas (del propio paciente) en el tratamiento del dolor crónico de espalda es una alternativa válida de similar o mayor eficacia a la actual solución quirúrgica. Los resultados del estudio se han publicado recientemente en la revista científica Transplantation.

Según datos de la Dirección General de Investigación e Innovación de la Comisión Europea, el dolor lumbar es la segunda causa de baja laboral y responsable de la pérdida anual de 700.000 jornadas laborales. Afecta a 67 millones de personas en la Unión Europea. Se estima que el 75% de la población sufre dolor lumbar en algún momento de su vida; el 90% lo supera antes de los 3 meses pero en un 5-10% se cronifica.

Publicidad

Descubren anomalía genética que causa delgadez extrema

Cierta región en un cromosoma, cuando contiene duplicaciones de material genético, se relaciona con bajo peso.

Investigadores del programa Genes y Enfermedad, del Centro de Regulación Genómica (CRG), en Barcelona, han participado en un estudio científico que identifica una región del genoma con efectos opuestos con respecto al peso corporal.

En el trabajo, que se publicó en la revista Nature, han participado más de 100 centros de investigación de todo el mundo, cinco de los cuales son españoles, y ha incluido a más de 95.000 individuos con discapacidad intelectual o del desarrollo, trastornos psiquiátricos y también de la población general.

Publicidad

Un uso inteligente de muelas del juicio: creación de células madre

Las muelas del juicio son mucho más que una molestia que con el tiempo debe ser eliminadas

Para la mayoría de las personas, las muelas del juicio no son mucho más que una molestia que con el tiempo debe ser eliminada. Sin embargo, un nuevo estudio que aparecerá en el Journal of Biological Chemistry del 17 de septiembre, demuestra que las muelas del juicio contienen una valiosa reserva de tejido para la creación de células madre, por lo que todas las personas pueden estar llevando su propio depósito personal de células madre por si alguna vez lo necesitan.

La investigación innovadora en el 2006 reveló que la inducción de la actividad de cuatro genes en células adultas pueden “reprogramar” de nuevo un estado de células madre-símil, biológicamente, estas células madre pluripotentes inducidas, son prácticamente idénticas a las células madre embrionarias, abriendo una nueva vía potencial para la terapia de células madre mediante el cual los pacientes podrían ser tratados con sus propias células madre.

Publicidad

‘Fatostatin’ una solución genética para la obesidad

'Fatostatin' es una salida para los genes de la grasa

Una pequeña molécula ya conocida que tiene capacidades anti- cáncer y anti-grasa  funcionaría como un desvío literal de genes que producen grasa, según un nuevo informe en la edición del 28 de agosto de la revista Chemistry and Biology, una revista de Cell Press.

El producto químico bloquea de un controlador maestro bien conocido de la síntesis de grasa, un factor de transcripción conocido como SREBP. Dicha acción en ratones genéticamente propensos a la obesidad causa que los animales sean más livianos. También reduce la cantidad de grasa en el hígado, junto con su azúcar en sangre y los niveles de colesterol.

“Estamos francamente muy entusiasmados “, dijo Salih Wakil, del Baylor College of Medicine. “Va al origen de la [síntesis de grasa] – directo a la expresión génica”.

A diferencia de las las estatinas, que reducen el colesterol, en uso hoy, que bloquean una enzima en la vía única, la química, el llamado fatostatin, “golpea la grasa desde el principio”, agregó Motonari Uesugi, de la Universidad de Kyoto.

Primera vacuna de ingeniería genética contra la malaria se probará en humanos

Plasmodium falciparum

Científicos del Instituto Walter y Eliza Hall han creado una cepa del parásito de la malaria debilitada que será utilizado como una vacuna viva contra la enfermedad. La vacuna, desarrollada en colaboración con investigadores de los EE.UU., Japón y Canadá, será probada en seres humanos a comienzos del año próximo.

La malaria mata a más de un millón de personas cada año y destruye – a través de la muerte prematura y la discapacidad – el equivalente de al menos 35 millones de años de vida humana productiva saludable cada año.

El profesor Alan Cowman, jefe del instituto de la División de Infección e Inmunidad, dijo que en el desarrollo de la vacuna, el equipo de investigación ha suprimido dos de los principales genes en el parásito Plasmodium falciparum – que causa la forma más letal de la malaria en seres humanos. Al eliminar los genes el parásito de la malaria se detiene durante su fase de infección del hígado, impidiendo que se propague en la sangre donde puede causar una enfermedad severa y muerte.

El líquido amniótico puede ser fuente de células madre

En el líquido amniotico es posible encontrar células madre

Por primera vez, científicos franceses han comprobado que el fluido amniótico puede ser una potencial nueva fuente de células madre para aplicaciones terapéuticas. El estudio ha sido publicado en la edición digital de la revista Blood, que edita la American Society of Hematology.

“Desarrollando observaciones realizadas por otros científicos, nuestra investigación pensó si las células madre podrían ser encontradas en el líquido amniótico. Tuvimos en cuenta la capacidad de esas células para formar nuevas células sanguíneas tanto dentro como fuera del cuerpo, y también comparamos sus características con otras fuentes ya explotadas de células madre” explicó Marina Cavazzano-Calvo, especialista del INSERM, el centro público francés dedicado a la investigación en salud y biomedicina.

Una terapia génica cura la fibrosis quística en tejidos pulmonares humanos

Investigadores de las Universidades de California y de Iowa en Estados Unidos han conseguido por primera vez curar la fibrosis quística en tejidos pulmonares humanos en cultivo a través de una terapia génica. Los científicos, que publican su trabajo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), han conseguido que un virus benigno alcance los pulmones y porte la versión sana del gen que produce la enfermedad.

Descubren variantes genéticas asociadas con un mayor riesgo de obesidad común

Investigadores del Colegio Imperial de Londres en Reino Unido han descubierto variantes genéticas asociadas con un mayor riesgo de obesidad común en personas con ancestros europeos. Los resultados del estudio se publican en la edición digital de la revista Nature Genetics.

Las mutaciones en PCSK1 causan una de las formas raras de obesidad que están asociadas con mutaciones en un único gen.

Los investigadores, dirigidos por Philippe Froguel, se cuestionaron si las variantes comunes en PCSK1 predisponían a las formas más comunes y complejas de obesidad, en las que intervienen múltiples genes.

Modificaciones en el estilo de vida producen cambios en la expresión genética

Ponerse en forma y adoptar cambios saludables en la dieta transforma el físico de una persona pero estas modificaciones en el estilo de vida podrían también conducir a cambios en la expresión genética, según un estudio del Instituto de Investigación de Medicina Preventiva en Sausalito (California, Estados Unidos)y publicado en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Una terapia génica podría aliviar el dolor crónico y evitar los efectos secundarios de los fármacos

Investigadores de la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Nueva York (Estados Unidos) han desarrollado una terapia génica que podría proporcionar alivio del dolor crónico y evitar los efectos secundarios asociados con los fármacos. El trabajo, que ha obtenido resultados prometedores en modelos experimentales, se publica en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En este estudio, los investigadores, dirigidos por Benjamin Storek, desarrollaron una técnica de terapia génica que simula el efecto de estos fármacos. Han diseñado un vector viral que porta el gen de la pre-pro-beta-endorfina a las neuronas sensoriales primarias y que activa de forma selectiva los receptores opiáceos. Probaron el tratamiento en el fluido espinal de un modelo experimental a través de punciones lumbares y con una única inyección los individuos permanecieron libres de síntomas durante más de tres meses.