Publicidad

Una terapia génica podría aliviar el dolor crónico y evitar los efectos secundarios de los fármacos

Investigadores de la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Nueva York (Estados Unidos) han desarrollado una terapia génica que podría proporcionar alivio del dolor crónico y evitar los efectos secundarios asociados con los fármacos. El trabajo, que ha obtenido resultados prometedores en modelos experimentales, se publica en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En este estudio, los investigadores, dirigidos por Benjamin Storek, desarrollaron una técnica de terapia génica que simula el efecto de estos fármacos. Han diseñado un vector viral que porta el gen de la pre-pro-beta-endorfina a las neuronas sensoriales primarias y que activa de forma selectiva los receptores opiáceos. Probaron el tratamiento en el fluido espinal de un modelo experimental a través de punciones lumbares y con una única inyección los individuos permanecieron libres de síntomas durante más de tres meses.