Publicidad

Cerebro adicto: los efectos de las drogas, el alcohol o internet

La mayoría de las conductas adictivas comienzan en la adolescencia

La adicción es un aprendizaje con recompensa que se hace patológico y acaba arruinando el proyecto de vida de la persona afectada y de quienes le rodean, según explica Natalia López Moratalla, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra, España. En este proceso juegan un papel fundamental tanto la liberación de dopamina como nuestra memoria.

La dopamina es el neurotransmisor que procesa los estados de emoción positiva y que, por tanto, segregamos naturalmente ante el riesgo, la aventura o la curiosidad por lo desconocido. Circunstancias que provocan en nosotros un placer innato, mayor o menor según cada temperamento.

Efectos adictivos de la cafeína en los jóvenes

Las bebidas con cafeína en la adolescencia, ¿contribuyen al uso posterior de drogas?

La cafeína es una droga estimulante, aunque sea legal, y los adultos la usan ampliamente para animarse a sí mismos: ser “adictos” a la cafeína se considera perfectamente normal.

Pero que tan fuerte es el efecto de la cafeína en los niños y jóvenes que consumen una gran cantidad de refrescos? ¿Qué impacto agudo y crónico tiene el consumo de cafeína en su presión arterial, frecuencia cardíaca y temblor de las manos?

Además,  consumir bebidas con cafeína durante la adolescencia,  ¿contribuye a un uso posterior de drogas legales o ilegales?

Jennifer L. Temple, PhD, neurobióloga, profesora de ejercicio y ciencias de la nutrición en la Universidad de Buffalo y directora de su Laboratorio de Investigación en Nutrición y Salud, está buscando respuestas a estas tres preguntas a través de un estudio de 4-años, financiado con 800.000 dólares por los National Institutes of Health.

La hepatitis viral y los usuarios de drogas inyectables

Los adictos endovenosos tienen alta tasa de infección por hepatitis B y C

La hepatitis, literalmente “la inflamación del hígado”, tiene varias causas. La infección viral es una de ellas. En los EE.UU., la hepatitis viral es un problema de salud pública dado que causa enfermedades graves, afecta a millones de personas y está estrechamente ligada al VIH, al uso de drogas de alto riesgo y a las conductas sexuales no seguras. Los tipos más comunes de hepatitis son la A, la B y la C.

La hepatitis viral afecta a millones de personas.

La infección con el virus de la hepatitis C (VHC) ocurre cuando la sangre (o con menor frecuencia, otros fluidos corporales como el semen o el fluido vaginal) de una persona infectada ingresan al organismo de una persona no infectada. El uso de drogas inyectables es el factor de riesgo más elevado de infección por el VHC. Alrededor de 3.9 millones de estadounidenses han sido infectados con el VHC y 2.7 millones padecen de infección crónica de VHC. El número de personas de grupos minoritarios afectadas por la hepatitis C es desproporcionadamente elevado. Un 3.2% de los afroamericanos y un 2.1% de los de origen mexicano están infectados con el VHC, en comparación con 1.5% de los blancos no hispanos. Estas cifras no reflejan el impacto real del problema porque no incluyen los casos de infección de personas en prisión o sin hogar. En el año 2000 se registraron alrededor de 30,000 nuevas infecciones. La mayor parte de ellas en adultos jóvenes, entre 20 y 39 años.

Los efectos perjudiciales de la marihuana incluyen el riesgo de ataques cardiacos e ictus además del deterioro del aprendizaje y la memoria

Los efectos perjudiciales a largo plazo de la marihuana incluyen el riesgo de ataques cardiacos e ictus además del deterioro del aprendizaje y la memoria, según un estudio del Instituto Nacional de Drogas de Abuso en Baltimore (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista ‘Molecular Psychiatry‘. Los expertos creen que el componente activo de la marihuana, llamado delta-9-tetrahidrocannabinol (TCH) ejerce estos efectos al unirse a los receptores cannabinoides localizados en varios tipos de células de distintos órganos.

Los científicos han descubierto receptores cannabinoides en muchos órganos, incluidos cerebro, corazón, hígado, riñón y bazo. En el estudio, los investigadores examinaron si el consumo persistente de marihuana a cantidades altas podría estar asociado con cambios en las proteínas de la sangre para analizar si las anomalías en estas proteínas identificadas podrían estar asociadas a otros efectos secundarios de la marihuana.

La hormona de crecimiento podría curar los efectos de las drogas en las neuronas de la memoria

  La hormona del crecimiento humano podría ser capaz de revertir el daño que las drogas opiáceas como la heroína y la morfina causan a las neuronas de la memoria, según un estudio de la Universidad de Uppsala en Suecia que se publica en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Investigaciones anteriores han mostrado que las terapias de reemplazo de la hormona del crecimiento parecen proteger al cerebro de los daños inducidos por los opiáceos, aumentan la memoria y mejoran el aprendizaje en los humanos y los animales.

Los Simpsons, premiados por denunciar el uso adictivo de drogas, alcohol y tabaco

La serie de dibujos animados ‘Los Simpsons’, entre otras, ha sido una de las producciones premiadas con los galardones ‘Prism’, que reconocen a todos aquellos programas de televisión, películas y cómics que denuncian de manera “precisa” el uso adictivo de drogas, alcohol y tabaco.

Esta serie, protagonizada por Homer Simpson y su particular familia, ha sido premiada en la categoría de ‘Mejor episodio de comedia’ por el capítulo ‘Crook and Ladder’, según informó ‘The Hollywood Reporter’.

En este capítulo, Homer padece imsomnio y decide tomar pastillas para dormir. Durante uno de sus paseos nocturnos, se le ocurre la idea de organizar su propio departamento de Bomberos, aunque con escasa fortuna, debido a su interés por cobrar ‘primas especiales’ por su trabajo.

El éxtasis es una de las drogas con mayor capacidad de destrucción de la corteza cerebral

 El miembro del departamento de Neurología del Instituto Médico John Hopkin de Baltimore (Estados Unidos), el doctor George Ricaurte, afirmó hoy que los efectos neurotóxicos que el éxtasis o el MDMA provoca en el cerebro la convierte en una de las drogas con mayor capacidad de destrucción de la corteza cerebral.

La OMS publica un informe sobre adicciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado hoy Neurociencia del consumo y dependencia de sustancias psicoactivas, un autorizado informe en el que se resumen los conocimientos científicos más recientes sobre el papel que desempeña el cerebro en la dependencia de sustancias. En el informe,* primero de su clase que ha preparado la OMS, se cita la multitud de adelantos neurocientíficos registrados y se sostiene que la dependencia de sustancias tiene tanto de trastorno cerebral como cualquier otro trastorno neurológico o psiquiátrico.