Publicidad

Especias en el curry podrían prevenir el daño hepático

Los investigadores de la Universidad de Saint Louis exploran el poder curativo de la curcumina

Una nueva investigación de la Universidad de Saint Louis (SLU) sugiere que la curcumina, un producto químico que da al curry su gusto, es una promesa para prevenir o tratar el daño hepático de una forma avanzada de una condición conocida como enfermedad de hígado graso.

La curcurmina se encuentra en la cúrcuma, una planta utilizada por la medicina tradicional china desde hace miles de años. El reciente estudio de la SLU pone de relieve su potencial en la lucha contra un tipo cada vez más común de enfermedad hepática grasa llamada esteatohepatitis no alcohólica (NASH por sus siglas en inglés). Vinculada a la obesidad y la ganancia de peso, NASH afecta a 3-4 por ciento de los adultos en los EE.UU. y puede conducir a un tipo de daño del hígado llamada fibrosis hepática y, posiblemente, cirrosis, cáncer hepático y la muerte.

El aceite de oliva protege el hígado

El aceite de oliva protege el hígado

El aceite de oliva extra-virgen puede proteger al hígado del estrés oxidativo. Los investigadores que escribieron en la revista Nutrition and Metabolism expusieron ratas a un herbicida moderadamente tóxico sabiendo que disminuye los antioxidantes y causa el estrés oxidativo, encontrando que las ratas alimentadas con una dieta que contiene aceite de oliva estaban protegidos parcialmente del daño hepático resultante.

Mohamed Hammami de la Universidad de Monastir, Túnez y la Universidad Rey Saud, en Riad, Arabia Saudita, trabajó con un equipo de investigadores para llevar a cabo los experimentos de un grupo de 80 ratas. Él dijo: “El aceite de oliva es un ingrediente esencial en la dieta mediterránea. Hay una creciente evidencia de que puede tener grandes beneficios en la salud, incluyendo la reducción del riesgo de enfermedad coronaria, la prevención de algunos tipos de cáncer y la modificación de la respuesta inmune e inflamatoria. Aquí, hemos demostrado que el aceite de oliva extra virgen y sus extractos protegen contra el daño oxidativo al tejido hepático “.

Hepatitis Viral A

Microscopía del hígado mostrando hepatitis.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los signos y síntomas son más frecuentes en los adultos que en los niños.
ictericia
fatiga
dolor abdominal
pérdida del apetito
náusea
diarrea
fiebre

CAUSA
Virus de la hepatitis A (VHA)
EFECTOS A LARGO PLAZO
No hay infección crónica (a largo plazo).
Una vez que haya sido infectado con la hepatitis A no puede contagiarse otra vez.
Un 15% de las personas infectadas con el virus de la hepatitis A tendrán síntomas prolongados o una recaída en un período de 6 a 9 meses.

La hepatitis viral y los usuarios de drogas inyectables

Los adictos endovenosos tienen alta tasa de infección por hepatitis B y C

La hepatitis, literalmente “la inflamación del hígado”, tiene varias causas. La infección viral es una de ellas. En los EE.UU., la hepatitis viral es un problema de salud pública dado que causa enfermedades graves, afecta a millones de personas y está estrechamente ligada al VIH, al uso de drogas de alto riesgo y a las conductas sexuales no seguras. Los tipos más comunes de hepatitis son la A, la B y la C.

La hepatitis viral afecta a millones de personas.

La infección con el virus de la hepatitis C (VHC) ocurre cuando la sangre (o con menor frecuencia, otros fluidos corporales como el semen o el fluido vaginal) de una persona infectada ingresan al organismo de una persona no infectada. El uso de drogas inyectables es el factor de riesgo más elevado de infección por el VHC. Alrededor de 3.9 millones de estadounidenses han sido infectados con el VHC y 2.7 millones padecen de infección crónica de VHC. El número de personas de grupos minoritarios afectadas por la hepatitis C es desproporcionadamente elevado. Un 3.2% de los afroamericanos y un 2.1% de los de origen mexicano están infectados con el VHC, en comparación con 1.5% de los blancos no hispanos. Estas cifras no reflejan el impacto real del problema porque no incluyen los casos de infección de personas en prisión o sin hogar. En el año 2000 se registraron alrededor de 30,000 nuevas infecciones. La mayor parte de ellas en adultos jóvenes, entre 20 y 39 años.

Un cambio en la composición de la grasa que acumula el hígado podría disminuir el riesgo de diabetes en pacientes obesos

Un cambio en el tipo de grasa que acumula el hígado podría combatir los riesgos de diabetes en quienes sufren obesidad, según un estudio de la Universidad de Tsukuba en Ibaraki (Japón) que se publica en la edición digital de la revista Nature Medicine.

El azúcar podría ayudar al hígado a limpiar la sangre de triglicéridos

Los pacientes que presentan un elevado nivel de triglicéridos pueden beneficiarse de la presencia de azúcares en el hígado, ya que esta situación podría ayudar a limpiar grasas de la sangre de este tipo de pacientes. Así lo pone de relieve un estudio realizado por científicos de la Universidad de San Diego, en Estados Unidos, y que publica el último número de Journal of Clinical Investigation.