Publicidad

Las imágenes de las revistas y la televisión aumentan la insatisfacción corporal

Los medios de comunicación pueden afectar la interiorización de los ideales físicos

“Aunque la relación entre la exposición a revistas y televisión con la insatisfacción corporal existe, no es directa”, explica María Calado, autora principal del estudio e investigadora en el Hospital Meixoeiro de Vigo, España. “Hay variables psicológicas que moderan esta relación, como la interiorización del ideal corporal de delgadez, las alteraciones alimentarias o la autoestima”.

El trabajo, publicado en los Womens Health Issues, evalúa la asociación entre la exposición a revistas y televisión, las variables psicológicas mencionadas y el índice de masa corporal (IMC) con la insatisfacción corporal en función del género y determina aquellos factores que predicen esta insatisfacción.

Los resultados muestran que la insatisfacción se asocia con la exposición a determinados contenidos de los medios de comunicación vinculados a la imagen corporal (dieta, belleza, salud o vídeos musicales), más que a la frecuencia de la exposición total.

Operación Bikini

Operación Bikini

Ofrecemos el artículo de opinión realizado esta semana por el doctor José Luis Alcántara, para AZprensa.com

Sería obvio volver a plantear aquí la denuncia de la actual manía, convertida casi en culto generalizado, de la exaltación de lo corpóreo, de los cuerpos gloriosos, del mantenimiento de la belleza y el aspecto lozano por encima de edades, culturas y clases sociales. De hecho, de todos es sabido que, a la hora de buscar uno de esos cada vez más escasos puestos de trabajo, se nos va a valorar tanto o más que el curriculum nuestro aspecto físico, nuestra belleza, o lo que se acaba por entender como nuestra “presencia”. Más posibilidades siempre cuanto más se acerquen estos factores a los tenidos como cánones o patrones de moda.

Y, aunque antiguamente dichas valoraciones recaían sobre las féminas, hoy en día no estamos exentos los varones de pasar por ese terrible fielato. También en esto ha llegado el igualitarismo y los hombres han debido adaptarse a las exigencias. En ellos se ha llegado a comprobar incluso rasgos de obsesión, habiéndose creado una nueva palabra para señalar dicha manía como lo es el término de metrosexualidad.