Publicidad

Las imágenes de las revistas y la televisión aumentan la insatisfacción corporal

Los medios de comunicación pueden afectar la interiorización de los ideales físicos

“Aunque la relación entre la exposición a revistas y televisión con la insatisfacción corporal existe, no es directa”, explica María Calado, autora principal del estudio e investigadora en el Hospital Meixoeiro de Vigo, España. “Hay variables psicológicas que moderan esta relación, como la interiorización del ideal corporal de delgadez, las alteraciones alimentarias o la autoestima”.

El trabajo, publicado en los Womens Health Issues, evalúa la asociación entre la exposición a revistas y televisión, las variables psicológicas mencionadas y el índice de masa corporal (IMC) con la insatisfacción corporal en función del género y determina aquellos factores que predicen esta insatisfacción.

Los resultados muestran que la insatisfacción se asocia con la exposición a determinados contenidos de los medios de comunicación vinculados a la imagen corporal (dieta, belleza, salud o vídeos musicales), más que a la frecuencia de la exposición total.

El díametro de la cintura predice insuficiencia cardíaca.

Los hallazgos enfatizan la necesidad de mantener un peso saludable.

Un nuevo estudio encontró que el tamaño de la cintura era un predictor de falla cardíaca entre hombres de edad media y hombres y mujeres mayores, y es un factor de riesgo aun cuando el índice de masa corporal (BMI) se encuentre en rango normal.

El estudio, trabajo de Dr Emily Levitan, una Research Fellow del Cardiovascular Epidemiology Research Unit en Beth Israel Deaconess Medical Center (BIDMC), y colegas; que se publica online en la revista Circulation del 9 de Abril.

La insuficiencia cardíaca (tambien llamada insuficiencia cardíaca congestiva), es la causa principal de permanencia en el hospital de los mayores de 65 años. Los síntomas principales son fatiga, debilidad, disnea, dificultad para caminar, palpitaciones o arritmias. Ocurre cuando el corazón es insuficiente para bombear la sangre que el cuerpo necesita. Usualmente es causada por problemas preexistentes como hipertensión y la insuficiencia arterial coronaria.