Publicidad

Identifican dos moléculas clave de la fertilidad

Investigadores del Colegio Baylor de Medicina en Houston (Estados Unidos) han identificado un par de enzimas clave que ayudan al desarrollo de la ovulación en los ovarios de ratones hembra. Los resultados del estudio, que se publica en la revista Science, podrían abrir la vía al desarrollo de nuevos tratamientos para la infertilidad femenina.

Exponerse a ciertas sustancias químicas de uso cotidiano reduce la fertilidad femenina

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California (UCLA), en Los Ángeles (Estados Unidos), y publicado en la revista online europea de Medicina Reproductiva Human Reproduction, ha mostrado las primeras evidencias de que las mujeres que presentaban niveles más altos de perfluorooctano y sulfonato de perfluorooctano en su sangre, tardan más en quedarse embarazadas que aquellas mujeres que muestran menores cantidades de este químico.

Los investigadores, de Estados Unidos, utilizaron datos de 1.240 mujeres, extraídos de la Cohorte de Nacimientos de Dinamarca, para averiguar si los niveles de estas sustancias en su plasma estaban asociados con el tiempo que tuvieron que esperar para quedarse embarazadas.

Existen técnicas que garantizan la fertilidad en mujeres que se someten a terapia oncológica

Los avances que se dan en el ámbito oncológico permiten que mujeres diagnosticadas de cáncer puedan preservar su fertilidad durante el tratamiento de la enfermedad y tener hijos una vez que la han superado.

Así lo expuso el doctor Antonio Pellicer, catedrático de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina de Valencia, durante la última jornada del curso de verano “Avances en Oncología y Cirugía” organizado por la Universitat Jaume I y el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón.

La alta tasa de supervivencia al cáncer entre personas jóvenes debido a los avances en oncología ha motivado que cada vez sea mayor el interés por preservar su fertilidad para tener hijos en un futuro.

Comienza el primer estudio del impacto ambiental en la fertilidad

El doctor Richard Lea de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencia y el doctor Kevin Sinclair de la Facultad de Biociencias, del Reproductive Effects of Environmental Chemicals in Females Consortium (REEF), contarán con una beca de 500.000 libras (628.700 euros) para realizar esta investigación.

REEF podría llegar a recibir un total de 2,4 millones de libras (unos 3 millones de euros) en fondos de la Unión Europea (UE). La reunión inaugural del REEF se celebrará entre el jueves y el viernes en Copenague (Dinamarca), donde se lanzará formalmente el proyecto.

Estos dos investigadores estudiarán el impacto de niveles bajos de sustancias químicas en el ambiente en fetos que se desarrollan dentro del útero de ovejas. En concreto, las sustancias químicas que serán analizadas son las que se encuentran en los sedimentos de las aguas residuales humanas que con frecuencia se extienden en campos donde las ovejas pastan antes de entrar en la cadena alimenticia humana.

Fumar durante el embarazo y la lactancia podría disminuir la fertilidad

Fumar durante el embarazo y la lactancia podría disminuir la fertilidad de las hijas, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) que se publica en la revista Journal of Clinical Investigation.

Los autores que han realizado el estudio en un modelo experimental, escubrieron que las hembras a las que se inyectaba bajo la piel hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), toxinas ambientales que se encuentran en el humo de los cigarrillos, antes del embarazo o durante la lactancia tenían descendencia de tamaño normal. Sin embargo, entre sus hijos, las hembras, tenían un menor número de folículos en crecimiento o inactivos, conjuntos de células que contienen un único óvulo.

Según un experto la fertilidad de las mujeres es residual

A partir de los 38 años, la fertilidad de la mujer, o probabilidad de lograr un embarazo espontáneo, es residual, según anució el viernes el vicepresidente de la Sociedad Española de Fertilidad, el doctor Federico Pérez en el marco del curso ‘La perspectiva de género en el ámbito de la salud’, celebrado en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

“Los resultados obtenidos a través del estudio de grandes poblaciones demuestran que a partir de los 35 años la fertilidad disminuye de manera considerable, y a los 38 años puede decirse que en la mayoría de casos la fertilidad es residual”, afirmó el doctor Pérez, quien explicó que “se plantea de esta manera una nueva edad de reproducción social”, lo que significa que la mujer empieza a plantearse el deseo de maternidad pasados los 30 años, al final de la edad de reproducción biológica.

Descubierto un mecanismo molecular esencial para la fertilidad masculina

 Investigadores de la Universidad de Texas Southwestern (Estados Unidos) han descubierto que la proteína GBA2, que se creían importante para el metabolismo biliar, es en realidad necesaria para la fertilidad de animales de experimentación. Las conclusiones del estudio, que podría conducir al desarrollo de una píldora anticonceptiva masculina no hormonal, se publica en la revista Journal of Clinical Investigation.