Publicidad

El aumento de peso está asociado con un mayor riesgo de cáncer de mama sobre todo en la menopausia

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El aumento de peso, en particular en la menopausia, está asociado con un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres, según un estudio del Hospital de Brigham y las Mujeres y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).
Los autores explican en su estudio que la pérdida de peso después de la menopausia disminuye las hormonas de estrógeno en las mujeres y debido a que el estrógeno está directamente relacionado con el cáncer de mama, se cree que disminuir de peso rebaja el riesgo de la enfermedad. Los estudios muestran que aumentar de peso desde el inicio de la edad adulta está asociado con un mayor riesgo de este tipo de tumores en las mujeres posmenopáusicas, en particular en aquellas que no toman hormonas. Sin embargo, los cambios de peso en las mujeres a partir de los 50 años han sido menos estudiados.

Los investigadores evaluaron el cambio de peso en dos periodos diferentes, desde los 18 años y desde la menopausia. Para ello siguieron a un total de 87.143 mujeres que habían pasado la menopausia con edades entre los 30 y 55 años durante 26 años para analizar el cambio de peso desde los 18 años. Otras 49.514 mujeres fueron seguidas durante 24 años tras pasar la menopausia.

Las mujeres que aumentaron de peso 25 kilos o más desde los 18 años tuvieron un 45 por ciento más de riesgo de cáncer de mama en comparación con las que mantuvieron su peso, con una mayor asociación en este sentido entre aquellas que no tomaron hormonas tras la menopausia.

Publicidad

Según los investigadores, las mujeres que ganaron 10 kilos o más después de la menopausia mostraron un 18 por ciento más de riesgo de cáncer de mama. Aquellas que perdieron estos kilos o más desde la menopausia y no tomaron hormonas tuvieron un 57 por ciento menos de riesgo de cáncer de mama que aquellas que se mantuvieron en su peso.

Los investigadores concluyen que el 15 por ciento de los casos de cáncer de mama del estudio pueden ser atribuidos al aumento de peso de dos kilogramos o más desde los 18 años y que el 4,4 por ciento de los casos tras la menopausia pueden atribuirse a una elevación del peso de dos kilogramos.

Según los autores, los resultados sugieren que el aumento de peso durante la vida adulta, sobre todo tras la menopausia, aumenta el riesgo de cáncer de mama, mientras que la disminución de peso se asocia con una menor propensión a estos tumores entre las mujeres.
Fuente: www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad