Publicidad

Las probabilidades de dejar de fumar aumentan un 50% cuando interviene un médico de familia

La mayoría de los sujetos estudiados no consultaron a nadie para dejar de fumar

La intervención de los médicos de familia y enfermeras de atención primaria resulta efectiva a la hora de que los fumadores abandonen el hábito del tabaco. Esto aumenta en un 50% las probabilidades que lo dejen a largo plazo aunque solo un 8% consigue  hacerlo durante más de un año. Son conclusiones del último estudio ISTAPS (Intervención Sistemática sobre Tabaquismo en Atención Primaria de Salud) publicado en la revista Addiction.

El 75% de las personas incluidas en el estudio no se planteaban en un futuro próximo dejar de fumar y tratar el problema con su médico de familia o su enfermera ha supuesto un motivo para dejarlo, tanto a los que querían dejarlo enseguida como a los que no se lo planteaban.

La intervención motivacional por teléfono ayuda a dejar de fumar

La intervención motivacional breve por teléfono sí parece ser más efectiva para dejar de fumar

Una investigación del Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) de Barcelona demuestra que la intervención motivacional telefónica es efectiva para dejar de fumar: un 11,5% los pacientes fumadores estudiados abandonó el tabaco, frente al 4,79% que sólo recibió consejo habitual en consulta. Según la encuesta de Salud en Cataluña, un 32% de la población catalana fuma, una hábito que cada año causa la muerte a cerca de 56.000 españoles.

El Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) de Barcelona ha querido comprobar si, para dejar de fumar, una intervención motivacional breve a través del teléfono es más efectiva que la práctica habitual que se hace en consulta. Para ello, han realizado un proyecto en el que han participado 248 pacientes fumadores de entre 18 y 75 años de un CAP del Maresme, repartidos en grupos de intervención y de control.

Los resultados mostraron que un 11,5% de los fumadores del grupo de intervención, que recibieron la intervención motivacional telefónica a los 3 y 12 meses, abandonaron el tabaco. Mientras que el 4,9% del grupo control, que sólo recibió el consejo habitual en consulta, no lo consiguió.

Las mujeres fumadoras tienen más riesgo de sufrir cáncer de mama

Fumar antes de la menopausia y de dar a luz aumentaria el riesgo de cáncer de mama

Fumar antes de la menopausia y de dar a luz podría aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de mama en las mujeres. Así lo indica un artículo que se publicó ayer en Archives of Internal Medicine. La investigación revela que, en el caso de las fumadoras pasivas, no se incrementan las probabilidades de padecer este tipo de tumor.

“Fumar antes de la menopausia se relacionaba positivamente con el riesgo de padecer cáncer de mama y los resultados indican que fumar después de la menopausia podría relacionarse con un riesgo de cáncer ligeramente menor”, explican los investigadores.

“El humo del tabaco contiene sustancias que pueden causar cáncer de mama, entre las que se encuentran hidrocarburos aromáticos policíclicos, las aminas aromáticas y las N-nitrosaminas”, añaden los expertos. Para ello, han analizado historiales de 147.157 mujeres, que incluían a fumadoras activas y a pasivas de 1976 a 2006.

Se diagnosticó la presencia de la enfermedad en 8.772 de ellas, lo que relacionó la aparición del cáncer con varios factores: un mayor grado de tabaquismo actual y pasado, haber fumado durante un período de tiempo más largo, empezar a fumar a una edad temprana, y fumar más cantidad de paquetes al año.

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y conservar su visión

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y conservar su visión

¿Necesita un incentivo extra para dejar el hábito?

Justo a tiempo para las decisiones del Año Nuevo, un estudio de la UCLA considera que incluso después de 80 años de edad, el tabaquismo sigue aumentando el riesgo de degeneración macular senil (DMS), la principal causa de ceguera en estadounidenses mayores de 65 años.

The American Journal of Ophthalmology publica los resultados en su edición de enero.

El consumo de tabaco aumenta el riesgo de pancreatitis

El consumo de tabaco aumenta el riesgo de pancreatitis

El tabaquismo se asocia con un mayor riesgo de pancreatitis aguda y crónica, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública de la Universidad de Dinamarca del Sur en Copenhague que se publica en la edición digital de la revista Archives of Internal Medicine. Además, el riesgo de desarrollar la enfermedad podría ser superior en las personas que fuman más.

La pancreatitis ha aumentado en las recientes décadas, en su forma aguda y crónica suele estar causada por cálculos biliares y un consumo excesivo de alcohol de forma repetida. Estudios anteriores han sugerido que el tabaquismo podría estar asociado con daños en el páncreas pero ha sido difícil establecerlo como un factor de riesgo independiente de la enfermedad.