Publicidad

Bronquiolitis: Afecta a más de dos tercios de los lactantes y cerca de 95% de los niños de 2 años

Fumar frente a lactantes, los predispone a la bronquiolitis

La Bronquiolitis es una enfermedad infecciosa que afecta las vías respiratorias bajas en pacientes menores de dos años. Comienza con una rápida aparición de rinofaringitis seguido de dificultad respiratoria y sibilancias con tiraje, distensión en el tórax, entre otros síntomas. Afecta a más de dos tercios de lactantes en el primer año de vida y cerca del 95% de los niños de dos años. Durante una epidemia y tras el primer episodio, el 50% de los niños tendrán al menos otro episodio y el 30% de los que fueron hospitalizados por Bronquiolitis aguda presentarán recurrencias en los años siguientes.

Publicidad

La exposición al tabaco en el hogar durante la niñez, asociada con enfisema temprano en la edad adulta

Enfisema visto por TC

Este hallazgo de los investigadores en la Columbia University Mailman School of Public Health sugiere que los pulmones no pueden recuperarse completamente de los efectos de las primeras exposiciones de la vida al humo del tabaco (ETS, por sus siglas en inglés). El estudio se publica en la edicion de diciembre de 2009 en American Journal of Epidemiology.

Esta investigación de base poblacional en la es el primero que examina la asociación de ETS en la infancia con enfisema temprano por TAC que en los no fumadores. Aproximadamente la mitad de los participantes en esta gran cohorte multiétnica ha tenido al menos un fumador de cigarrillos regulares en su casa durante la infancia. Los participantes con mayor exposición al ETS en la infancia tenían más píxeles de enfisema pulmonar, un promedio de 20% de los píxeles de exploración fueron tipo enfisema para los que vivían de niño con dos o más fumadores, en comparación con el 18% de quienes vivían con un fumador, o el 17% de los que dijeron que ellos no vivieron con un fumador dentro del hogar siendo niño.

Publicidad

La apnea de sueño aumenta los problemas cardiovasculares

Las personas que roncan presentan mayores problemas cardiovasculares, según un estudio realizado por el área de Cardiología Preventiva en el Centro Cardiovascular del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan (EE.UU.) y publicado en la edición de febrero de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Así, la investigación demostró que cuando se trató a los pacientes con apnea obstructiva del sueño el riesgo de enfermedad cardiovascular bajo considerablemente, según explica el director de Cardiología Preventiva, el doctor Melvyn Rubenfire, para quien aún “es demasiado temprano para decir si el ronquido es un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiaca”.

Publicidad

Las mujeres asmáticas embarazadas de un bebé de sexo femenino presentan un mayor número de complicaciones del asma

Estudios recientes apuntan que las mujeres asmáticas embarazadas de un bebé de sexo femenino pueden presentar un mayor número de complicaciones del asma en comparación con el embarazo de un bebé masculino. La causa parece ser el efecto de la testosterona fetal como modulador de la enfermedad.

El presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor Julio Ancochea, ha señalado, en la VI Reunión de Invierno Conjunta de las Áreas SEPAR, que los efectos del embarazo sobre el asma “son poco

predecibles y han sido poco estudiados, pero está presente en un 4 por ciento de los embarazos y sabemos que el 40 por ciento de las embarazadas asmáticas tiene alguna exacerbación durante el embarazo, el parto o el posparto. Estas cifras tan relevantes dimensionan la importancia del estudio multicéntrico que SEPAR ha puesto en marcha y que nos va a permitir conocer mejor los efectos de esta enfermedad sobre la gestación y viceversa”.

¿Qué es la tuberculosis?

En todo el mundo hay un resurgimiento de los casos de la tuberculosis, de la mano del VIH/Sida, las migraciones y también el surgimiento de cepas bacterianas que se han vuelto inmunes a los medicamentos que se utilizan habitualmente para combatir al bacilo de Koch. Según datos de 2008 de la OMS, el 4,8% de las tuberculosis en el mundo ya son resistentes a los fármacos de uso habitual y requieren un tratamiento más caro y largo para poder curarse.
La tuberculosis es una enfermedad contagiosa que afecta principalmente a los pulmones y, si no es tratada, puede llevar a la muerte.
La enfermedad es producida por la bacteria Mycobacterium tuberculosis (también conocido como bacilo de Koch, en referencia a su descubridor, Robert Koch).
Los varones padecen esta enfermedad más que las mujeres. En la Argentina, la mayoría de los casos se da entre la adolescencia y los 54 años, por lo cual se afecta a la franja de la población en el pico de sus posibilidades productivas.

El asma y las Olimpíadas

Por lo menos uno de cada seis atletas que representaban a los Estados Unidos en las Olimpíadas de 1996 tenía antecedentes de asma, según los datos de un estudio. Aunque el 4-7% de la población en general tiene asma, el porcentaje de atletas olímpicos con asma era considerablemente mayor. De cada 699 atletas, 117 (16,7%) presentaba antecedentes de asma o había usado medicamentos para el asma, o ambos. Setenta y tres (10,4%) de los atletas tenía asma activa, según su necesidad de medicamentos para el asma en el momento de los juegos, o su necesidad de medicamentos en forma permanente o semi-permanente.

Entre los atletas olímpicos, el asma era más común entre los ciclistas de pista y los ciclistas de montaña y menos común entre los atletas que competían en badminton, vóleibol de playa, tenis de mesa y vóleibol. Es interesante destacar que casi el 30% de los atletas olímpicos estadounidenses en 1996 que tenían asma o tomaban medicamentos para el asma ganaron medallas de equipo o individuales en su competencia olímpica, desempeñándose igualmente bien que los atletas sin asma (28,7%) que ganaron medallas de equipo o individuales.

El asma, qué hacer

De hecho, es una de las enfermedades más comunes y costosas en Estados Unidos. Más del 5% de la población tiene asma y el número de enfermos es cada vez mayor a pesar de importantes avances logrados recientemente en la prevención y el tratamiento de asma.

La Gravedad del Problema

En la actualidad el asma no es curable, sólo puede ser controlada
El asma se caracteriza por un estrechamiento temporal de las vías respiratorias. Los ataques de asma pueden ser generados por polvo, humo de cigarro, cucarachas y algunos productos químicos. El número de enfermos de asma pasó de 6.7 millones en 1980 a 17.3 millones en 1998. Casi 5 millones de los enfermos son niños y el asma ataca en una mayor proporción a la gente pobre que vive en ciudades. El problema es tan grave que, en conjunto, las personas que padecen asma pierden 100 millones de días de actividad plena cada año; es también la causa principal por la cual los niños faltan a la escuela. Por si fuera poco, el número de muertes como consecuencia del asma se triplicó durante las pasadas dos décadas.

La mayoría de los pacientes asmáticos estan mal controlados, según un estudio internacional

A pesar que las guías reconocen que es posible el control del asma en la mayoría de los enfermos, los resultados de un importante estudio internacional demuestran que la mayoría de los pacientes permanecen descontrolados. Aunque los niveles de control han mejorado en los últimos años, datos de la encuesta “National Health and Wellness Survey” (NHWS) mostraron que el 55 por ciento de los pacientes asmáticos en tratamiento en Europa presentan un control sub-óptimo.

Esta encuesta se llevó a cabo en cinco países europeos (Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido) entre Junio y Agosto de 2006 y participaron 2.337 pacientes con asma, 1.862 de ellos en tratamiento. Otros resultados del estudio mostraron que los pacientes con asma que no estaban bien controlados padecieron una gran cantidad de síntomas, incluyendo sensación de ahogo, uso de medicación de rescate, dificultad en conciliar el sueño.

El estudio demostró que estos pacientes requieren más recursos sanitarios y visitan a sus médicos con mayor frecuencia.

Además, la encuesta reveló que los pacientes sobreestiman su nivel de control del asma, con un 40 por ciento de pacientes no controlados que consideraban que estaban bien o completamente controlados a pesar de los síntomas. Esto podría significar que los pacientes no manifiestan sus síntomas durante la consulta y sufren de forma innecesaria por síntomas que podrían estar mejor controlados dada la actual disponibilidad de opciones terapéuticas eficaces.

Un ataque de asma bronquial grave puede llevar a la muerte a quien lo padece

El asma bronquial es una enfermedad de prevalencia elevada -entre un 2 y un 6 por ciento de la población la padece- que suele cursar con tos prolongada, disnea, respiración sibilante y sensación de opresión torácica. Se trata de una enfermedad respiratoria crónica, con base inflamatoria y de etiología desconocida, lo que hace, en palabras de Ciriaco Aguirre, catedrático de la UPV-EHU y miembro de la Academia Médico Quirúrgica Española y de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, que “el manejo de la enfermedad sea complejo. Al tratarse de la interacción de diversos fenotipos diferentes es preciso estudiar cómo evoluciona cada uno de ellos para obtener un diagnóstico preciso de cada paciente”.

Estima el catedrático que “el diagnóstico precoz de los cuadros de asma bronquial grave resulta esencial para el pronóstico de la enfermedad. Se trata de una patología severa que, en ocasiones, puede provocar incluso la muerte del paciente. Es preciso establecer un seguimiento personalizado de cada caso que evalúe el historial del paciente y su evolución para adecuarse a las exigencias de la enfermedad”.