Publicidad

EYACULACION PRECOZ Y FALTA DE DESEO, TEMAS DE CONSULTA MAS FRECUENTE.

Cuando nos conocimos nos encantaba acariciarnos, besarnos, pasar horas en la cama. Después llegaron los chicos, y de la pasión pasamos al sexo exprés”, ironiza entre carcajadas. “Los chicos ahora son grandes y mi marido y yo tenemos más tiempo; pero yo no quiero nada. No sé… me apagué, estoy adormecida”. Esto cuenta Eleonora. Una vecina del porteño Parque Chacabuco, empleada administrativa de 48 años que se casó a los 28 y hace tres que no tiene más ganas de perderse entre las sábanas. Ni con su marido, ni con nadie. Dice que “los pajaritos” no le sobrevuelan más la cabeza. Que perdió interés. “Así de fácil”, concluye.