Publicidad

Los médicos consideran que informar de que el cáncer ha reaparecido es peor que dar el diagnóstico inicial

Una nueva investigación, publicada hoy en Current Medical Research and Opinion revela que más de las tres cuartas partes de los médicos (78%) encuentran que informar a las mujeres de que su cáncer ha reaparecido es tan difícil que lo consideran incluso peor que dar la devastadora noticia del diagnóstico original. Cuando el cáncer de mama reaparece, produce una carga emocional y física significativa sobre las pacientes y sus médicos. Para la mayoría de las mujeres, la recidiva significa que su cáncer, en última instancia, ya no es curable. Dar noticias tan dolorosas a una paciente y a su familia es especialmente difícil para los médicos y casi la mitad (44%) consideran que hablar de la recidiva es la parte más dura de su trabajo.

Proteger a las mujeres de las recidivas es la prioridad número uno para los médicos que tratan el cáncer de mama precoz con receptores hormonales positivos. Como el cáncer de mama suele reaparecer en los primeros 18 meses después del diagnóstico, recetar el tratamiento más eficaz, cuanto antes, para reducir al mínimo el riesgo de recidiva, es fundamental para salvar vidas. La mayoría de las mujeres que participaron en la investigación (83%) depositan su confianza en su médico y confían en que se les dará el mejor tratamiento disponible para mantenerlas libres de enfermedad. Sin embargo, si el cáncer reapareciera, el 41% de las pacientes admite que la confianza en su médico se reduciría.

La congelación de los tumores alivia el dolor en metástasis óseas

La crioablación, un procedimiento asociado con el tratamiento de los tumores de próstata y riñón al congelarlos, alivia de forma duradera el dolor a los pacientes que sufren la expansión del cáncer al hueso, según un estudio de la Clínica Mayo en Rochester que se ha hecho público en la reunión anual de la Sociedad Norteamericana de Radiología que se celebra en Chicago (Estados Unidos).