Publicidad

UN MÉDICO EN LA INDIA. Cuando la realidad de la miseria supera lo imaginable

Tras dos semanas aquí, ya he encontrado quién me guíe hasta algo parecido a un ordenador.

Sigo en Kolkata, como se dice en realidad en este territorio bengalí. Os puedo decir que, durante un mismo día se pueden experimentar 150 sensaciones distintas. He llorado, he reído, he sentido el más profundo de los ascos, la miseria, el amor, la desidia, la impotencia, la fuerza…