Publicidad

Hallan nuevas alteraciones de la diabetes tipo 2 en jóvenes

Una variación genética en las mitocondrias, las fábricas energéticas de las células, impide que los jóvenes obesos con diabetes de tipo 2 respondan al ejercicio físico.

La dieta y el ejercicio aeróbico son muy efectivos para el tratamiento de la diabetes de tipo 2, pero no funciona en personas obesas que han desarrollado la enfermedad de muy jóvenes. Un estudio del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y el Trinity College de Dublín demuestra que los jóvenes obesos diabéticos de entre 18 y 25 años tienen proteínas y genes mitocondriales que funcionan de manera anormal y estas anomalías contribuyen a generar resistencia a la insulina y una respuesta muy reducida al ejercicio físico. La revista Diabetes Care, de la Diabetes American Association donde se recogen los estudios clínicos de mayor relevancia, publica los resultados en el número de marzo.

La diabetes de tipo 2 es la forma más común de diabetes en todo el mundo y en Europa supone casi el 90% de todos los casos de diabetes. En España, hoy afecta al 6,5% de la población de entre 30 y 65 años. En la diabetes de tipo 2 los tejidos no responden bien la insulina y el páncreas, órgano que la produce, no puede generar la cantidad anormal que pide el organismo. La función de la insulina es ayudar a los tejidos a asimilar la glucosa que hay en la sangre. Los expertos asocian la aparición de la diabetes de tipo 2 con el exceso de peso, la alimentación y la falta de ejercicio. “Hasta ahora, la mayoría de casos se daban a partir de los 50 años hacia adelante, pero cada vez hay más jóvenes que desarrollan la enfermedad” dice Antonio Zorzano, coautor del trabajo y jefe del programa de Medicina Molecular del IRB Barcelona.