Publicidad

La utilización inadecuada de plasma congelado

Las transfusiones de plasma no se usan adecuadamente

Grandes cantidades de plasma congelado se utilizan inadecuadamente, según un comentario en el CMAJ (Canadian Medical Association Journal).
Se ha prestado mayor atención a la utilización clínica de los glóbulos rojos y plaquetas, pero no ha puesto suficiente atención a la utilización de plasma congelado.

“Dos recientes estudios realizados en Canadá encontraron que el 45% y 48% de las transfusiones de plasma congelado auditados representan un uso indebido, de acuerdo con las directrices publicadas,” escribe el Dr. Peter Pinkerton, del Departamento de Patología Clínica, Sunnybrook Health Sciences Centre, y coautor. “El uso indebido más común fue en pacientes en los que no hubo sangrado y los resultados de laboratorio de pruebas de coagulación fueron anormales”, dijo.

La anemia

Los rangos de normalidad son muy variables en cada población, dependiendo de factores ambientales (nivel sobre el mar) y geográficas. A nivel del mar encontraremos valores mínimos, y a gran altura los valores deberán ser más altos (la menor presión parcial de O2 obliga al organismo a optimizar su transporte). Además, vemos variaciones de sexo, observando valores menores en mujeres (posiblemente por la pérdida de eritrocitos y contenido sanguíneo en cada ciclo menstrual). En general puede establecerse como normal para un hombre un hematocrito entre 40 y 50%, hemoglobina entre 13 y 18 g%, y para una mujer: hematocrito entre 37 y 40%, y hemoglobina entre 12 y 16 g%. Los síntomas y signos de la anemia se correlacionan con su intensidad, su rapidez de instalación y el sitio donde se produce. En cuanto a su rapidez de instalación puede ser aguda o crónica, siendo la primera más dramática, ya que la crónica permite una paulatina adaptación. Otros factores influyentes en el cuadro sintomático son la edad, el estado nutritivo, cardiovascular y respiratorio.