Publicidad

Las nueces limitan la acción de las grasas de dañar las arterias

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Añadir un puñado de nueces a las comidas poco saludables, aquellas en las que predominen las grasas saturadas, produce una limitación de la capacidad de estas grasas de perjudicar a las arterias, ya que favorecen su elasticidad. Así lo afirma un estudio que han realizado profesionales del Hospital Clínico de Barcelona.

“No queremos dar el mensaje de que se puede continuar comiendo grasas poco saludables si se añade un puñado de nueces en las comidas. En lugar de ello, lo que recomendamos es que se incorporen las nueces como ingredientes de una dieta saludable que limite las grasas saturadas”, explicó Emilio Ros, jefe de la Unidad de Lípidos del hospital barcelonés.

Según este doctor, “cada vez que comemos alimentos con un alto contenido en grasa saturada, la grasa absorbida que circula en la sangre interfiere temporalmente con la producción de óxido nítrico, lo cual impide la correcta dilatación de las arterias durante unas horas tras la comida, un fenómeno que se llama disfunción endotelial”. La desactivación continuada del óxido nítrico produce una reacción inflamatoria que lleva al endurecimiento de las arterias, o arteriosclersosis, precursora de enfermedades vasculares, como la angina de pecho y el infarto de miocardio.

Publicidad

El estudio, que publica en su próximo número la revista Journal of the American College of Cardiology, concluye que “comer nueces ayuda a mantener la elasticidad de las arterias. Uno de los nutrientes encontrados en las nueces es la arginina, un aminoácido usado por el cuerpo para producir óxido nítrico”. Estos frutos contienen, además, antioxidantes y ácido alfa-linoléico y un ácido graso omega-3 de tipo vegetal, lo que puede contribuir a una mejor función endotelial.

Fuente: Azprensa

Deja un comentario

Publicidad