Publicidad

Publican datos del tercer caso de la forma humana de la enfermedad de las vacas locas asociado a transfusiones

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

 La revista británica The Lancet publica esta semana los detalles sobre el tercer caso de la enfermedad de la variante humana de Creutzfeldt-Jakob (ECJv) asociada con transfusiones de sangre en el Reino Unido. La enfermedad está dentro del grupo de las encefalopatías espongiformes al que también pertenece la enfermedad de las vacas locas.

El caso, expuesto por el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres (Reino Unido), acentúa el riesgo al que se enfrentan otros pacientes, hasta el momento 24, que recibieron donaciones de sangre infectadas por la ECJv y sugiere que la transfusión sanguínea es una vía eficaz de transmisión de la enfermedad.

En el año 2004 las autoridades informaron de dos casos de infección por priones de ECJv asociados a transfusiones. Los pacientes habían recibido donaciones de personas que luego desarrollaron la enfermedad. Uno de estos pacientes desarrolló signos clínicos de ECJv seis años y medio después de recibir la transfusión y murió 13 meses después. El segundo paciente no desarrolló la ECJv y murió de una causa no asociada cinco años después de someterse a la transfusión. El diagnóstico del tercer caso de ECJv asociado a transfusiones se anunció en febrero de este año.

Publicidad

El paciente, un hombre joven, desarrolló síntomas de la ECJv unos seis años después de recibir la transfusión de sangre de un donante que desarrolló síntomas de ECJv 20 meses después de donar la sangre. El paciente decidió participar en un ensayo clínico que probaba un tratamiento llamado quinacrina, del que recibió 300 mg al día. Sin embargo continuó su declive y murió ocho años después de la transfusión a la que fue sometido. La autopsia confirmó el diagnóstico y mostró la infección por priones.

En la actualidad existen 24 personas en Reino Unido que recibieron transfusiones de un donante que más tarde desarrolló la ECJv.

Fuente:www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad