Publicidad

El ruido de los juguetes podría causar daños acústicos en los niños

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

 Un estudio elaborado por la Universidad College de Londres (UCL) ha demostrado que la mayoría de los juguetes para niños que se comercializan están programados para producir un volumen de sonido por encima de los recomendado, y por lo tanto, pueden causar daños a nivel acústico en los niños, según un informe elaborado por la asociación para la Investigación de la Sordera (Deafness Research).

Hasta 14 de los 15 juguetes de más éxito en Reino Unido estudiados superaron los niveles de seguridad –por encima de los 85 decibelios–, cuando eran aproximados al oído. Además, la mitad de ellos producían sonidos ligeramente superiores al umbral de seguridad cuando eran sostenidos a 25 centímetros de la cabeza, una medición aproximada de la longitud del brazo de un niño.

Los juguetes más peligrosos, según el autor del informe, Brad Backus, resultaron ser aquellos juguetes que tenían forma de pistolas de juguete, y uno con aspecto de sombrero, que “tenían el potencial de causar serios daños al oído de los pequeños y podrían causar pérdida momentánea de capacidad auditiva”, advirtió.

Publicidad

El estudio estuvo avalado por la asociación sin ánimo de lucro para la Investigación de la Sordera, que se dedica a buscar nuevas curas, tratamientos, y tecnologías para paliar esta dolencia. Los juguetes estudiados abarcaban edades entre los 3 meses y los 15 años, incluyendo algunos de los más populares.

“Los juguetes para niños tienen claramente el potencial de dañar su capacidad auditiva, por lo que es importante que la gente esté concienciada de los peligros que esto entraña. Con la mayoría, lo pequeños se lesionarán si mantienen su uso demasiado a menudo o durante demasiado tiempo, o si se acercan demasiado el juguete”, señaló Backus, que recomendó un uso inferior a una hora diaria para mayor seguridad de los pequeños.

Fuente:www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad