Publicidad

El virus del sarampión no entra en el organismo sólo a través de las vías respiratorias

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El virus del sarampión no entra en el organismo sólo a través de las vías respiratorias, según un estudio de la Clínica Mayo en Rochester (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista ‘The Journal of Clinical Investigation’.

Hasta el momento, se creía que el sarampión, una de las enfermedades contagiosas más comunes, entraba al organismo a través de la superficie de las vías respiratorias y los pulmones, como muchos otros virus. Los investigadores señalan que esto no sucede así y que se tienen que revisar los libros de texto médicos.
Según explica Roberto Cattaneo, autor del estudio, “se ha asumido durante largo tiempo que el virus del sarampión infecta el epitelio de las vías respiratorias antes de infectar a las células inmunes. Pero nosotros hemos mostrado que la replicación en las vías respiratorias no es necesaria y que un virus que se replica sólo en las células inmunes causa sarampión en monos”.
Los investigadores generaron un virus del sarampión que no puede entrar en el epitelio de las vías respiratorias y mostraron que se expande en los linfocitos, células del sistema inmune, y sigue siendo virulento. Los autores también mostraron, como predecían en un nuevo modelo de infección, que el virus podría no cruzar el epitelio respiratorio en su salida de los pulmones y que los monos infectados no podían librarse de él.
Los científicos inocularon el virus a monos rhesus través del tracto nasal. Los animales desarrollaron un sarpullido y perdieron peso, dos síntomas del sarampión en la especie, pero las pruebas de seguimiento mostraron que el virus no entró a través del epitelio de las vías respiratorias, aunque el sistema linfático estaba infectado.
Los descubrimientos ayudan a los investigadores especializados a comprender mejor cómo el virus del sarampión, que puede ser reprogramado para eliminar células cancerígenas, se expande en el organismo infectado. Además, los resultados pueden ayudar a mejorar la eficacia y seguridad de la terapia del cáncer y conducir a una mejor comprensión de cómo funcionan virus similares al del sarampión. Las aplicaciones podrían dar lugar también a vacunas más eficaces para otras enfermedades.
Los investigadores también señalan que se debe reconsiderar las afirmaciones, apoyadas por recientes estudios, de que el virus infecta el epitelio de las vías respiratorias superiores antes de extenderse al resto del organismo.
Fuente: Azprensa

Deja un comentario

Publicidad