Publicidad

Prevención de la infección genital por el VPH

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Vacuna cuadrivalente contra el VPH

•    Gardasil®, una nueva vacuna cuadrivalente, protege contra cuatro tipos de VPH (6, 11, 16, 18) que son responsables del 70% de los cánceres de cuello uterino y del 90% de las verrugas genitales.
•    Esta vacuna profiláctica está hecha a base de partículas no infecciosas similares al VPH y no contiene timerosal ni mercurio.
•    La vacuna se administra mediante una serie de tres inyecciones intramusculares durante un período de seis meses (a los 0, 2 y 6 meses).
•    El 8 de junio de 2006, esta vacuna fue autorizada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), convirtiéndose en la primera vacuna autorizada que haya sido desarrollada para prevenir en las mujeres el cáncer de cuello uterino y otras enfermedades causadas por una infección genital por el VPH.
•    El 9 de junio de 2006, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés) recomendó el uso de la vacuna cuadrivalente en las mujeres entre 9 y 26 años de edad.

Recomendaciones del ACIP para el uso de la vacuna contra el VPH

Publicidad

La vacuna debe ser administrada a niñas entre 11 y 12 años e incluso puede ser administrada a niñas de hasta 9 años. La vacuna también se recomienda para las mujeres entre 13 y 26 años que aún no han recibido o completado la serie de vacunas.
•    Idealmente, la vacuna debe administrarse antes del inicio de la actividad sexual. Sin embargo, las mujeres sexualmente activas también pue-den beneficiarse con la vacuna. Las mujeres infectadas por uno o más tipos de VPH recibirían protección únicamente para el tipo o los tipos en la vacuna que no tienen.
•    Para más información sobre las recomendaciones provisionales del ACIP, incluidas las indicaciones y contraindicaciones para su uso, consulte MMWR56 (RR02); 1-24 o www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr50602a1.htm.

Seguridad, eficacia y duración de la protección de la vacuna

•    En estudios realizados con más de 11.000 mujeres (entre 9 y 26 años de edad), se ha observado que la vacuna es segura y no causa efectos secundarios serios. Los eventos adversos fueron en su mayo-ría un dolor leve en el sitio de la inyección.
•    Los ensayos clínicos realizados en mujeres sin el VPH, entre 16 y 26 años de edad, demostraron una eficacia del 100% en la prevención de precánceres de cuello uterino causados por los tipos meta del VPH y una eficacia cercana al 100% en la prevención de precánceres vulvares y vaginales, así como de verrugas genitales causadas por los tipos meta del VPH en mujeres entre los 16 y los 26 años que no habían estado expuestas a los tipos específicos del VPH de la vacuna.
•    Los datos no indican que la vacuna tenga un efecto terapéutico en la infección por el VPH o enfermedades asociadas al VPH, incluidas las anormalidades en la prueba de Papanicolau o las verrugas genitales.
•    Aunque es posible que la vacunación de los hombres con la vacuna cuadrivalente pueda ofrecer beneficios de salud directos a los hombres y beneficios de salud indirectos a las mujeres, actualmente no existen datos sobre su eficacia para respaldar el uso de la vacuna contra el VPH en los hombres. Se están realizando estudios de su eficacia en los hombres.
•    No está claro el periodo de duración de la protección de la vacuna.40 Los estudios actuales (con un seguimiento de 5 años) indican que la vacuna es eficaz al menos por cinco años. No hay evidencias de la reducción de la inmunidad durante ese período.

Costo y cobertura de la vacuna contra el VPH

•    El precio de lista para la vacuna en el sector privado es de US$119,75 por dosis (alrededor de US$360 por la serie completa).

Aunque esta vacuna ofrece un enfoque nuevo prometedor para la prevención del VPH y las condiciones asociadas con el virus, esta vacuna no sustituirá a las otras estrategias de prevención, como las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino o la conducta sexual sin riesgo, porque la vacuna no protegerá contra todos los tipos de infección genital por el VPH.41 Las recomendaciones para las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino no han cambiado para las mujeres que reciben la vacuna contra el VPH.

Los proveedores de vacunas deberán notificarles a las mujeres vacunadas que:

•    Requerirán realizarse regularmente pruebas de detección para el cáncer de cuello uterino, ya que la vacuna no las protegerá contra todos los tipos de VPH que causan el cáncer de cuello uterino.
•    Deben seguir conductas sex-uales sin riesgo (por ejemplo, abstinencia, monogamia, limitar el número de parejas sexuales y utilizar condones), ya que la vacuna no prevendrá todos los casos de verrugas genitales, ni prevendrá otras ITS.
•    Es posible que no reciban  todos los beneficios de la vacuna si se vacunan después de empezar a ser sexualmente activas (ya que pueden haber adquirido uno de los tipos de VPH que está en la vacuna) o si no completan toda la serie de vacunas.

Otras vacunas

•    Una vacuna bivalente contra el VPH ha sido presentada  a la Administración de Drogas y Alimentos en marzo de 2007 y podría obtener la licencia de fabricación durante 2008. Esta vacuna podría brindar protección contra los dos tipos de VPH (16, 18) que causan el 70% de los cánceres de cuello uterino.
•    Las vacunas terapéuticas contra el VPH, que previenen la aparición de células precancerosas en mujeres que ya están infectadas por el VPH, no están tan avanzadas en las pruebas clínicas.

Para actualizaciones sobre las vacunas contra el VPH, por favor visite:

El sitio web sobre el VPH de la División para la Prevención de ETS de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), www.cdc.gov/std/hpv
El sitio web del Programa Nacional de Inmunización de los CDC, www.cdc.gov/nip
El sitio web del ACIP, www.cdc.gov/nip/ACIP
El sitio web del VFC, www.cdc.gov/nip/vfc

Otras estrategias para prevenir la infección por el VPH

(a) Reducir la duración de la capacidad de infección La manera más común para

reducir la infección por una ITS es el tratamiento. Sin embargo, no existe un tratamiento sistémico eficaz para el VPH genital y no se recomienda el tratamiento para la infección genital subclínica por el VPH (diagnosticado por colposcopia, biopsia o aplicación de ácido acético o detectado por pruebas de laboratorio) en ausencia de lesiones intraepiteliales escamosas (SIL, por sus siglas en inglés). Existen muy pocos indicios de que el tratamiento de las lesiones asociadas con el VPH puede prevenir la transmisión del VPH.

•    El tratamiento para el VPH genital puede aplicarse a las lesiones, como las verrugas genitales o los precursores del cáncer de cuello uterino (mediante tratamientos como la crioterapia, electrocauterización o escisión quirúrgica).
•    Algunos indicios parecen indicar que el tratamiento de las verrugas genitales reduce la cantidad de ADN del VPH que puede encontrarse en el tejido. Sin embargo, se descono-ce si el tratamiento reduce la infectividad de las parejas.
•    Se desconoce cuál es la proporción de personas infectadas por el VPH que pasan a ser negativas por el ADN del VPH de manera espontánea, que verdaderamente eliminan el VPH y en qué proporción de dichas personas el VPH simplemente se torna latente o no se puede detectar.

(b) Disminuir la eficiencia de la transmisión Aunque su proteccion no es total , los preservativos previenen la infección por VPH y otras ITSLa forma más común para reducir la eficiencia de la transmisión de una ITS es utilizar barreras físicas, como los condones. La publicación de los CDC del año 2006 sobre tratamiento de enfermedades de transmisión sexual (Sexually Transmitted Diseases (STD) Treatment Guidelines, 2006) indica que:

•    El uso de condones puede reducir el riesgo de enfermedades asociadas con el VPH (por ejemplo, verrugas genitales y cáncer de cuello uterino) y mitigar las consecuencias adversas de una infección por el VPH. También se ha asociado con tasas más altas de regresión de CIN y desaparición de la infección por el VPH en las mujeres y en los hombres con la regresión de lesiones en el pene asociadas al VPH.
•    Un número limitado de estudios prospectivos ha demostrado el efecto protector de los condones contra la adquisición del VPH genital. Un estudio prospectivo reciente entre mujeres universitarias que recién iniciaban su actividad sexual demostró que el uso consistente del condón se asoció a una reducción del 70% en el riesgo de transmisión del VPH.
•    Sin embargo, la infección por el VPH puede ocurrir en áreas que no están cubiertas o protegidas por un condón (por ejemplo, el escroto, la vulva o el área perianal).

(c) Reducir el número de parejas sexuales

•    La manera más segura de prevenir una infección por el VPH es abstenerse de cualquier contacto genital, incluido el contacto íntimo sin penetración del área genital.
•    Para aquellos que eligen ser sexualmente activos, la monogamia mutua a largo plazo con una única pareja no infectada parece ser la siguiente manera más eficaz para prevenir una infección.Sin embargo, suele resultar imposible determinar si una pareja que fue sexualmente activa en el pasado está actualmente infectada por el VPH, ya que la mayoría de las personas infectadas son asintomáticas y nunca han presentado evidencia de condiciones relacionadas con el VPH, como verrugas genitales o anormalidades en la prueba de Papanicolau.

•    Para aquellos que eligen ser sexualmente activos, pero que no son parte de relaciones mutuamente monógamas a largo plazo, la reducción de la cantidad de parejas sexuales es otra estrategia efectiva para evitar la adquisición de una infección genital por el VPH. El elegir una pareja con pocas posibilidades de estar infectada por el VPH (por ejemplo, una pareja con pocas o sin parejas sexuales previas) puede ayudar a reducir el riesgo de adquirir el VPH genital.

Fuente:www.cdc.gov
Artículo completo: http://www.cdc.gov/std/hpv/common-clinicians/sp/ClinicianBro-Sp-fp.pdf

2 comentarios en “Prevención de la infección genital por el VPH

  1. POR QUE LA VACUNA CONTRA EL VPH SOLO ES PARA MUJERES HASTA 26 AÑOS Y NO MAS????????

    SI ALGUIEN DE MAS EDAD SE LA PONE PUEDE CAUSAR ALGUN PROBLEMA

    • Se indica vacunar niñas preadolescentes desde los 11- 12 años, preferentemente antes del inicio de las relaciones sexuales. Ya que el objetivo es vacunarlas antes de que puedan adquirir el HPV. La edad de vacunacion permitida es hasta los 26 años porque es el período estadísticamente en donde la mayoría de las mujeres adquieren la enfermedad. La vacuna es mas efectiva cuando aun no se adquirido la enfermedad. No esta aprobado su uso en personas de mayor edad o en mujeres que ya poseen el virus, pero se están haciendo estudios al respecto. Pregunta con tu médico si es conveniente usarla en tu caso.
      Saludos 🙂

Deja un comentario

Publicidad