Publicidad

¿HAY EDAD PARA EL EROTISMO?. Erótica y Vejez

Apuntes sobre una sexualidad negada
Existen ciertas dimensiones de lo más profundamente “humano” que producen horror. Un espanto imposible de nombrar pero cuya presencia se hace notar del modo más rotundo. El erotismo y la sexualidad en la vejez podrían pertenecer a esta clase de fenómenos. Negado, soslayado, trivializado, medicalizado, desfigurado bajo las máscaras que la cultura del momento propone y disuelto en discursos que legitiman aquella voluntad de invisivilizarlo. Los diversos puntos de vista construyen las máscaras que lubrican lo de “indigerible” que el tema encarna.