Publicidad

Combinar sombrero y lentes de sol reduce un 95% la radiación ultravioleta directa a la vista

La excesiva exposición solar puede provocar lesiones oculares diversas

Durante los meses de verano se incrementa el tiempo de ocio y el abanico de actividades al aire libre es más amplio, de ahí que la visión al igual que la piel, se encuentre expuesta a una mayor incidencia solar. Por este motivo y para evitar lesiones oculares durante el periodo estival, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomienda utilizar siempre gafas de sol homologadas por la CE y en la medida de lo posible, no exponerse  directamente bajo el sol entre las 10 y las 14 horas, franja horaria en la que se registra la tasa más elevada de radiación ultravioleta.

La excesiva exposición solar por rayos UV puede provocar fotofobia aguda y con el tiempo, favorecer la aparición de patologías oculares más graves en la córnea y la retina, como pinguéculas, pterigion (denominado ‘pernal’ y originados por una exposición crónica al sol), las cataratas o la degeneración macular asociada a la edad.