Publicidad

Los diabéticos tienen un riesgo tres veces mayor de sufrir una enfermedad grave y fallecer de forma precoz

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

 Las personas que sufren diabetes tienen tres veces más riesgo de desarrollar una enfermedad grave y de morir jóvenes que los individuos que no tienen diabetes, según un estudio de las Universidades de Kentucky y Emory (Estados Unidos) que se publica en la revista digital Critical Care. La investigación también revela que las personas obesas que no tienen diabetes tienen el mismo riesgo de morir o presentar enfermedades que los pacientes no obesos que no tienen diabetes.

Según los investigadores, estos resultados son sorprendentes ya que la obesidad está asociada a la diabetes. Los autores del estudio concluyen que la relación entre obesidad, diabetes y enfermedad crítica es compleja y que la obesidad por sí misma no predice una mala evolución de quienes la padecen en términos de salud.

El estudio analizó datos de 15.408 sujetos de entre 44 y 66 años que habían sido en un principio estudiados entre 1986 y 1989. Los investigadores analizaron el índice de masa corporal (IMC), la presencia de diabetes (del tipo 1 o 2) y el historial de enfermedad crítica, como un fallo orgánico, y mortalidad en un periodo de tres años.

Publicidad

Los resultados muestran que, en ausencia de diabetes, los individuos obesos no tienen un mayor riesgo de sufrir un fallo orgánico agudo, o de morir por este motivo, en comparación con los individuos no obesos. Por el contrario, los pacientes con diabetes son tres veces más propensos a tener una enfermedad crítica con un fallo orgánico agudo y tres veces más propensos a morir por este motivo o cualquier otra causa en comparación con los pacientes que no tienen diabetes, independientemente de su IMC.

Los investigadores concluyen que la diabetes es un fuerte indicador independiente de fallo orgánico agudo y posterior fallecimiento por ésta o cualquier otra causa.
Fuente: AZprensa

Deja un comentario

Publicidad