Publicidad

Desarrollan una proteína que mejora el proceso de cicatrización en diabéticos

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Los investigadores han creado una proteína que podría ayudar a los pacientes diabéticos a superar los problemas en la cicatrización de las heridas, una complicación grave asociada a esta dolencia, según un estudio del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea en Daejeon que se publica en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
Los científicos examinaron si una cantidad suplementaria de la angiopoyetina-1, factor de crecimiento crítico para varios aspectos de la curación de las heridas incluyendo la formación de vasos sanguíneos, podría restablecer la normalidad de este proceso.

Los autores produjeron una proteína angiopoyetina-1 nueva (COMP-Ang1), una versión más estable y soluble de la proteína natural, y probaron su capacidad para promover la cicatrización de las heridas en animales diabéticos. Las inyecciones de COMP-Ang1 a las 12 horas siguientes a un corte profundo en la cola estimularon la cicatrización en comparación con el proceso de los animales control.

Esta aceleración en el proceso se observó a través de la cicatrización más rápida de la herida, una regeneración mayor de la piel de la cola y densidades más elevadas de vasos sanguíneos alrededor del lugar de la herida. Además, las aplicaciones diarias tópicas de COMP-Ang1 purificada en una solución salina también promovieron la cicatrización en los animales, a tasas similares a las de los ratones que recibieron las inyecciones de COMP-Ang1.

Publicidad

Los investigadores no observaron efectos secundarios en los ratones y en la actualidad están trabajando sobre una versión humana de la COMP-Ang1 para un posible uso clínico.
Fuente: www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad