Publicidad

Las semillas de uva previenen frente al cáncer colorrectal

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El extracto de las semillas de uva contiene unos componentes químicos que inhiben el crecimiento de los tumores colorrectales, tanto en cultivos celulares como en ratones. Según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), estas sustancias pueden llegar a reducir hasta un 44 por ciento el volumen de estos tumores en su fase avanzada, según comprobaron en los animales estudiados.

Esta investigación ha revelado, por vez primera, el mecanismo molecular por el que el extracto de semilla de uva funciona para inhibir el crecimiento cancerígeno. Este hecho fue demostrado por los mismos autores en 1999 con respecto al cáncer de piel. Hace siete años, los científicos descubrieron que un aumento de la proteína crítica Cip1/p21 en los tumores detiene el ciclo celular y, a menudo, lleva las células cancerígenas a autodestruirse.

En este último estudio, los investigadores analizaron el efecto del extracto de semilla de uva en el cáncer colorrectal a través de la exposición de esta sustancia a dos líneas celulares de diferentes carcinomas de colon humanos. Así, se descubrió una inhibición del crecimiento tumoral dependiente de la dosis y el tiempo de exposición. En este sentido, hallaron que, a medida que aumentaba el tiempo de exposición al extracto, mayor era el número de células que detenía su ciclo celular en la fase de preparación para duplicar el ADN.

Publicidad

Así mismo, los científicos analizaron el extracto en ratones tras implantar en éstos células de cáncer colorrectal avanzado humano, a la vez que les administraba el extracto a través de un tubo de alimentación. De esta manera, ocho semanas después vieron que el tumor de los ratones tratados había disminuido en un 44 por ciento en los animales alimentados con este extracto.

Fuente: Azprensa

Deja un comentario

Publicidad