Publicidad

Los perros ‘huelen’ el cáncer de intestino

Screening del cáncer colorrectal mediante el olfato canino

A través de los olores desprendidos del aliento y de muestras de heces, los perros son capaces de detectar, con un alto grado de precisión, el cáncer de intestino. Los resultados, publicados esta semana en la edición on line de la revista Gut, muestran como los animales perciben incluso las fases más tempranas de la enfermedad por el olfato.

“Existen olores específicos y discernibles que emanan de las células cancerosas que circulan por el organismo”, explican los autores de este nuevo estudio, liderado por investigadores de la Universidad de Kyushu (Japón). “Investigaciones anteriores señalan que los perros son capaces de oler y detectar cánceres de vejiga, de piel, de pulmón, de mama y de ovarios”, añaden.

Los científicos sugieren que los compuestos químicos de ciertas variedades específicas de cáncer circulan por todo el organismo, lo que abre una posible vía al desarrollo y diseño de pruebas para diagnosticar la enfermedad antes de que tenga la oportunidad de propagarse a otras regiones del cuerpo.

El consumo a largo plazo de aspirina previene el cáncer colorrectal

 El consumo a largo plazo de aspirina previene el cáncer colorrectal hasta en un 74 por ciento, según un estudio de la Universidad de Oxford que se publica en una edición especial de la revista The Lancet sobre gastroenterología.

Los investigadores determinaron el efecto de la aspirina a través del seguimiento de dos grandes ensayos sobre este fármaco realizados a finales de los años 70 e inicios de los 80 en Reino Unido. Los autores estaban interesados en el estudio de los efectos a largo plazo de la aspirina sobre el cáncer colorrectal ya que los adenomas tardan al menos diez años en convertirse en cáncer.

El estudio mostró que el uso de aspirina durante cinco años reducía la posterior incidencia de cáncer colorrectal un 37 por ciento de forma global, y en un 74 por ciento durante el periodo de entre los 10 y 15 años siguientes al inicio del tratamiento.

Fibra y cáncer colorectal

Hasta el momento, la fibra dietética se ha presentado como un medio para reducir el riesgo de cáncer colorrectal, pero un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, realizado a partir de datos de otras trece investigaciones, ha concluido que esto no es cierto.
Los científicos evaluaron la asociación entre el consumo de fibra dietética y el riesgo de cáncer colorrectal a través de la revisión de los datos primarios de trece estudios. El análisis agrupado incluyó a 725.628 hombres y mujeres, que fueron seguidos entre 6 y 20 años. Durante el seguimiento, fueron identificados 8.081 casos de cáncer colorrectal.