Publicidad

Defienden la cirugía agresiva como mejor opción para tratar el cáncer de ovario avanzado

La cirugía agresiva o citoreducción en pacientes con cáncer de ovario avanzado aumenta la tasa de supervivencia en comparación con la cirugía conservadora, según un estudio llevado a cabo por la Clínica Mayo. La citorreducción consiste en extirpar la mayor cantidad posible de la neoplasia, con la intención de que el tumor residual sea el menor posible —inferior a 2 cm— para, posteriormente, tratar a la paciente con quimioterapia.