Publicidad

El uso de la píldora anticonceptiva durante diez años reduce notablemente el riesgo de padecer cáncer de ovario, de endometrio y de colon

El presidente de la Fundación Española de Contracepción (FEC), Ezequiel Pérez, ha dado a conocer, con motivo de la presentación en Valencia de la exposición Píldora y Mujer: 30 años de evolución , que las mujeres que usan la píldora anticonceptiva durante diez años reducen en un 60 por ciento el riesgo de padecer cáncer de ovario, al tiempo que disminuyen también las posibilidades de tener cáncer de endometrio entre un 40 y un 45 por ciento, y el de colon un 35 por ciento, por lo que ha recomendado el uso de este fármaco en mujeres con riesgo aumentado de sufrir esta enfermedad por razones genéticas.

El responsable de la FEC ha asegurado que está científicamente demostrado que, “a la larga, las mujeres usuarias de la píldora padecen menos cáncer que las que nunca la han utilizado, en lo que se refiere a las patologías que afectan al ovario, al endometrio y al colon. No obstante, en cáncer de cuello de útero, existe una posibilidad muy pequeña de aumentarlo, aunque es algo que siempre depende el virus del papiloma humano”.

Las pruebas de ultrasonido son mas exactas al esclarecer la malignidad de un tumor de ovario

 Un examen detallado de imágenes de ultrasonido puede servir para esclarecer de forma más exacta que las pruebas sanguíneas prequirúrgicas si los tumores de ovario son benignos o malignos, según un estudio de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica que se publica en la revistaJournal of the National Cancer Institute.

El jengibre podría servir para tratar el cáncer de ovario

El jengibre, hierba medicinal conocida por estimular los jugos gástricos y que se usaba principalmente para el tratamiento de la Dispepsia (inconformidad después de la comida) incluyendo los síntomas de hichamiento, acedía, flatulencia y nauseas, podría servir para tratar el cáncer de ovario al provocar la muerte de células tumorales causantes de la enfermedad, según un estudio realizado por la Universidad de Michigan (EE.UU.) presentado en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, celebrada en Washington

Defienden la cirugía agresiva como mejor opción para tratar el cáncer de ovario avanzado

La cirugía agresiva o citoreducción en pacientes con cáncer de ovario avanzado aumenta la tasa de supervivencia en comparación con la cirugía conservadora, según un estudio llevado a cabo por la Clínica Mayo. La citorreducción consiste en extirpar la mayor cantidad posible de la neoplasia, con la intención de que el tumor residual sea el menor posible —inferior a 2 cm— para, posteriormente, tratar a la paciente con quimioterapia.