Publicidad

La depresión y la ansiedad van unidas a la obesidad, el tabaquismo, la bebida y el sedentarismo

La depresión y la ansiedad están asociadas con la obesidad y con hábitos poco sanos, como fumar, beber o llevar una vida sedentaria, según un estudio realizado por investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, con sede en Atlanta, publicado este mes en ‘General Hospital Psychiatry’.

Según explica la doctora Tara W.Strine, coordinadora del estudio, la depresión y la ansiedad son “condicionantes de salud mental bastante serios que carecen de tratamiento para afrontar su evolución hasta lo crónico”. “Es importante tomarse la depresión y la ansiedad en serio y buscar tratamiento médico cuando sea necesario”, aseveró.

La obesidad incrementa un 25% el riesgo de desarrollar ansiedad y depresión

Un estudio de uno de los sistemas de salud que existen en Estados Unidos, el ‘Group Health Coperative’ concluye que la obesidad está asociada a un 25 por ciento más de riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad y del estado del ánimo. Por contra, la obesidad disminuye un 25 por ciento el riesgo de sufrir abuso de sustancias.