Publicidad

Estudio prueba que es posible realizar resonancias a pacientes con marcapasos sin riesgos

La resonancia magnetica tradicionalmente estaba vedada para los pacientes con marcapasos

Las Imágenes por Resonancia Magnética (MRI), son una prueba de diagnóstico importante, que  tradicionalmente están fuera del alcance para personas a las que se les ha implantado un marcapasos para regular el ritmo cardíaco o un desfibrilador para prevenir la muerte súbita cardiaca. Ahora, en un estudio publicado el 4 de octubre en  Annals of Internal Medicine, los cardiólogos en la Universidad Johns Hopkins informan de un protocolo que desarrollaron ha demostrado ser eficaz en permitir a los pacientes con dispositivos cardiacos implantados a someterse a una resonancia magnética de forma segura.
“Las directrices que se han publicado pueden utilizarse para hacer accesible la resonancia magnética y más personas podrían beneficiarse de la detección temprana del cáncer y otras enfermedades y guiar los cirujanos durante los procedimientos. La IRM se considera superior a la Tomografía Computada en muchas situaciones clínicas, especialmente para el cerebro y  la médula espinal “, dice el autor Salman Nazarian. Hasta la fecha, más de 700 pacientes con dispositivos cardiacos implantados han sido objeto de exámenes de resonancia magnética de forma segura en la Universidad Johns Hopkins.