Publicidad

El abordaje del lupus en los primeros meses, fundamental para prevenir dolencias asociadas.

Eritema malar del Lupus. Imagen NIH

La famosa serie televisiva ‘House’ ha hecho que enfermedades poco conocidas por la gran mayoría de la población suenen en nuestros oídos como términos muy familiares.

Una buena muestra es el Lupus Eritematoso Sistémico (LES), que no ha faltado hasta el momento en casi ninguno de los diagnósticos diferenciales de la serie ‘House’ debido a que se trata de una enfermedad reumática sistémica que puede afectar potencialmente a diferentes órganos.

Sin embargo, y pese a lo que aparece en la ficción, el lupus, una patología poco frecuente en la actualidad, “en general no es difícil de diagnosticar si se tiene cierta experiencia esta patología.

Nueva droga contra el Lupus exitosa en el mayor estudio a la fecha

Nueva droga prueba ser exitosa en Lupus

Human Genome Sciences (HGS) y GlaxoSmithKline (GSK) anunciaron resultados positives de un estudio clínico de un año de duración de Belimumab (BENLYSTA) para tratar el Lupus. Cuando el estudio de 52 semanas concluyó, los pacientes con lupus que fueron tratados con Belimumab tuvieron una mejoría en la actividad global de la enfermedad sin recaídas clínicamente significativas en uno o mas órganos aislados cuando se comparó con los pacientes que recibieron placebo. Los pacientes que recibieron Belimumab también pudieron reducir el uso de esteroides. El estudio es el más grande realizado a la fecha en Lupus y es el primero de Fase III de una terapia inmunológica para lupus con éxito en su objetivo final primario y el la mayoría de sus objetivos secundarios.

¿Tengo Lupus?

El lupus es una enfermedad autoinmune. Esto significa que afecta el sistema inmunológico. El sistema inmunológico es como un ejército con cientos de soldados. Su trabajo es combatir las substancias ajenas o extrañas en el cuerpo, como son los gérmenes y viruses. Pero cuando hay una enfermedad autoinmune, el sistema inmunológico está fuera de control. El resultado es que el cuerpo comienza a atacar a las células saludables, no a los gérmenes.