Publicidad

La nicotina activa receptores en el cerebro que reducen el apetito

Hay personas, sobre todo mujeres, que se niegan a dejar de fumar por temor a engordar

Investigadores norteamericanos han descubierto por qué los fumadores suelen, en general, pesar menos que los no fumadores. Según el estudio, publicado en la revista Science, la nicotina, uno de los principales factores de adicción al tabaco, suprime la sensación de apetito.

Los experimentos realizados en ratones muestran que esta sustancia activa un conjunto de receptores neuronales, diferentes a los que suscitan las ansias de fumar, que se sitúan en el sistema de melanocortina del hipotálamo. Este sistema se encarga de distribuir la energía extra que aportan los alimentos, metabolizándola o almacenándola en forma de grasa.

Además, tal y como señala Marina Picciotto, autora principal del estudio e investigadora del departamento de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale (EE UU), “es posible suprimir la sensación de apetito sin afectar los centros de recompensa del cerebro”.

Sólo 1 cigarrillo tiene efectos nocivos en las arterias de adultos jóvenes sanos

Sólo 1 cigarrillo tiene efectos nocivos en las arterias de adultos jóvenes sanos

Incluso un cigarrillo tiene efectos adversos graves en los adultos jóvenes, según un estudio presentado por la Dra. Stella Daskalopoulou en el Canadian Cardiovascular Congress 2009, organizado conjuntamente por la Heart and Stroke Foundation y la Sociedad Cardiovascular Canadiense.

Su estudio encontró que el fumar un cigarrillo aumenta la rigidez de las arterias de 18 a 30 años de edad por una friolera de 25 por ciento.

Las arterias que son rígidas aumentan la resistencia en los vasos sanguíneos, haciendo que el corazón trabaje más duro. Mientras más dura es la arteria, mayor es el riesgo de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular.

Desarrollan un método para reducir la dependencia a la nicotina en los fumadores

 Investigadores de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) han desarrollado un método para reducir la dependencia a la nicotina en los fumadores mientras éstos continúan con el hábito. Las conclusiones de su investigación se publican en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Según los investigadores, la clave del éxito del ensayo fue proporcionar a los fumadores cigarrillos con un contenido gradualmente menor en nicotina durante varias semanas. Si este tipo de cigarrillos se autorizara, los fumadores podrían dejar de fumar de forma más fácil y un número mayor de jóvenes consumidores podrían evitar la adicción, señalan los autores del trabajo.


En el estudio participaron 20 adultos sanos fumadores que consumían su marca habitual durante una semana y después seguían un tratamiento de seis semanas en el que fumaban cigarrillos con un contenido en nicotina cada vez menor.

Dejarlo “poco a poco”, la última novedad en el tratamiento del tabaquismo

Los expertos en tabaquismo están desarrollando un nuevo planteamiento para dejar de fumar que consiste en dejarlo poco a poco, lo cual no deja de parecer sorprendente en la medida en que parece contradecir la creencia muy extendida de que la única manera de acabar con el tabaco es dejarlo de una vez y para siempre.

El nivel de nicotina en los cigarrillos americanos aumentó un 10% en los últimos seis años

El contenido de nicotina hallado en los cigarrillos de venta en Estados Unidos ha aumentado en los últimos seis años arededor del 10%, independientemente de la marca, lo que dificulta la posibilidad de abandonar el hábito, según un informe publicado por el Departamento de Salud del estado de Massachusetts.