Publicidad

Chefs de restaurantes deberían comprometerse en bajar calorías

Los cocineros debieran comprometerse más con la salud

Los restaurantes podrían desempeñar un papel importante para ayudar a reducir la creciente epidemia de obesidad mediante la creación de comidas de bajas calorías, de acuerdo con los investigadores de Penn State.

Los investigadores encuestaron a chefs, dueños de restaurantes, y ejecutivos culinarios de todo el país para evaluar su percepción de servir alimentos saludables en los restaurantes.

En la encuesta, 72 por ciento de los 432 encuestados dijo que podría recortar un 10 por ciento las calorías en las comidas sin que los clientes se dicen cuenta de las diferencias en el sabor, y el 21 por ciento dijo que podría recortar al menos un 25 por ciento de las calorías. Este pequeño cambio podría dar lugar a un gran impacto en la epidemia de obesidad.

Estudio examina la información sobre calorías de Restaurantes y Alimentos envasados

la información de calorías puede no ser fiable

Investigadores de la Universidad de Tufts analizó el contenido de calorías de 18 platos de cadenas de restaurantes tradicionalles, 11 platos platos de restaurantes de comida rápida y 10 comidas congeladas compradas en supermercados. Los investigadores compararon sus resultados a la información del contenido en calorías ofrecidos al público por los restaurantes y empresas de alimentos. “Porque hemos analizado una muestra relativamente pequeña de los alimentos, será necesaria investigación adicional de pruebas de más alimentos para ver si se trata de un problema de toda la nación”, dice la autora principal Susan B. Roberts, PhD, profesora de la Escuela Friedman de Nutrición: Ciencia y Política de la Universidad de Tufts.

En promedio, la información del contenido de calorías proporcionadas por los restaurantes fue de 18 por ciento menos que el análisis de contenido de calorías de los investigadores. Dos platos de un restaurante superaron la información sobre las calorías en casi un 200 por ciento. La información de contenido calórico reportado por las empresas de alimentos envasados tenía un promedio de 8 por ciento menos que en el análisis de los investigadores. “Si la gente usa los contenidos publicados en calorías para controlar el peso, las discrepancias de esta magnitud podría resultar en el aumento de peso,” dice Roberts.