Publicidad

Una sustancia natural presente en la uva y la nuez podría mejorar la calidad de vida durante el envejecimiento

Un equipo de investigadores ha demostrado en ratones que el resveratrol, un polifenol presente en alimentos como las nueces y las uvas, previene el deterioro y el declive funcional causado por el envejecimiento. Las conclusiones del estudio aparecen publicadas por la revista Cell Metabolism, del grupo editorial Cell.

El trabajo, coordinado por el investigador Rabel de Cabo del National Institute of Aging (Baltimore, EEUU), cuenta con la participación del científico Plácido Navas, del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla.

La investigación completa un trabajo anterior, publicado en el año 2006 en la revista Nature, en el que se demostraba que el resveratrol no sólo mejora la salud sino que también aumenta la longevidad de ratones obesos, es decir, sometidos a dietas hipercalóricas. El trabajo que publica ahora Cell Metabolism amplia el estudio a ratones no obesos y alimentados con una dieta estándar.

La principal conclusión del nuevo estudio es que, si bien no prolonga la vida de los ratones excepto la de aquellos alimentados con una dieta hipercalórica, el resveratrol sí beneficia su salud durante el envejecimiento. En definitiva, explica Navas, la administración de esta sustancia natural supone una mejora de la calidad de vida de los animales durante su vejez.