Publicidad

Actividad física y cáncer de próstata

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

La actividad física vigorosa reduce hasta un 70% el riesgo de cáncer de próstata avanzado y fatal
Los hombres de 65 años o más que emplean al menos tres horas de actividad física vigorosa por semana tuvieron un marcado menor riesgo, casi un 70 por ciento, de ser diagnosticados con un cáncer de próstata de alto grado, avanzado o fatal, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston (Estados Unidos) que se publica en ‘Archives of Internal Medicine’.
Los investigadores concluyen que los hombres con altos niveles de actividad física podrían reducir su riesgo de morir de cáncer de próstata y ralentizar la progresión de la enfermedad.

Según los científicos, algunos estudios han sugerido que una mayor actividad física en los hombres podría reducir el riesgo de cáncer de próstata, pero estas asociaciones tienden a ser moderadas y no siempre estadísticamente significativas. Además los investigadores señalan que en numerosas ocasiones estos resultados se hacen evidentes sólo entre los subgrupos más mayores o en niveles de actividad sustancialmente elevados pero no en niveles moderados. Sin embargo, muchos de estos estudios no investigaron la actividad física en detalle.

Los investigadores utilizaron datos de un estudio de seguimiento de profesionales de la salud para evaluar la asociación entre la actividad física y la incidencia del cáncer de próstata y la progresión. El estudio recogió el número de casos de cáncer de próstata episódicos, avanzados, fatales y de alto grado entre los profesionales masculinos de la salud en Estados Unidos, un total de 37.620. Estos individuos fueron seguidos de febrero de 1986 a enero de 2000.

Publicidad

Los científicos pidieron a los participantes que informaran sobre la media de tiempo por semana que dedicaban a las siguientes actividades: caminar o hacer senderismo, correr con moderación o con mayor intensidad, utilizar la bicicleta, hacer natación y jugar al tenis, squash u otros juegos de raqueta, así como posibles prácticas de gimnasia o remo.

Según los investigadores, durante 14 años de seguimiento se diagnosticaron 2.892 casos de cáncer de próstata incluyendo 482 casos avanzados. Los investigadores no observaron asociación entre casos totales de cáncer de próstata en relación con la actividad física vigorosa y no vigorosa. Un riesgo menor de casos avanzados y fatales se encontró en hombres de 65 años o más que estaban en la más alta categoría de actividad física. Sin embargo, estas asociaciones no se observaron entre los hombres más jóvenes.

Los científicos concluyen que los hombres de 65 años o más que emplean al menos tres horas de actividad física vigorosa por semana tuvieron un marcado menor riesgo, casi un 70 por ciento, de ser diagnosticados con un cáncer de próstata de alto grado, avanzado o fatal. Aunque los mecanismos continúan sin comprenderse, estos descubrimientos sugieren que la actividad vigorosa podría ralentizar la progresión del cáncer de próstata y podría ser recomendable para reducir la mortalidad de este tipo de cáncer.
Fuente:www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad